Tolima
Typography

El Representante legal y Secretario General de la Colombia Humana – Unión Patriótica, y a su vez, dirigente del Partido Comunista Colombiano, Gabriel Becerra, visitó la ciudad de Ibagué (Tolima), con el fin de apoyar a los candidatos a las distintas corporaciones públicas por este movimiento político que se viene desarrollando en todo el país.



Durante su estadía en esta ciudad de 600 mil habitantes, Gabriel Becerra, se refirió a las declaraciones del comandanta fariano Iván Márquez, quien anuncia la continuación de la lucha armada, ante el incumplimiento del Gobierno Nacional del acuerdo de paz concebido en la Habana y firmado en el teatro Colón de Bogotá.

“Es una expresión de la crisis – dijo – que ha habido y que hay de la implementación del acuerdo de paz. Es un hecho que no hay que menospreciar, porque es el anuncio de la posibilidad de que se reedite un nuevo ciclo de violencia política en Colombia”.

No asumir una postura pasiva sino activa, afirma. Señala: “Hay que trabajar para que eso se detenga, para que Iván Márquez, Santrich y otros cuadros de la anterior FARC – EP, no persistan en esa política, sino que puedan tener garantías necesarias ellos y el conjunto de la sociedad para que no se vuelva a la guerra”.

Proscribir la violencia, el terrorismo de Estado y abrir alamedas amplias y generosas a la paz con justicia social, se constituye en el camino correcto. La mejor manera de conjurar esta posibilidad de volver a la lucha armada es cumpliendo el gobierno lo pactado en el acuerdo de paz.  Así lo define el dirigente político de izquierda al decir: “El futuro de Colombia no puede ser el de la guerra, y la mejor manera de detener ese nuevo escenario es garantizando la implementación plena del acuerdo”.

Entre el bullicio y el entusiasmo de los concurrentes a la plazoleta Darío Echandía para respaldar y animar a los candidatos del pueblo, el dirigente político conversó brevemente con la página web: www.pacocol.org. La entrevista es la siguiente:

-         ¿Cómo se viene desarrollando la campaña de la Colombia Humana – Unión Patriótica en el país?

En medio de unas condiciones adversas, porque todavía tenemos un régimen político antidemocrático, la campaña de la Colombia Humana y de la Unión Patriótica, han logrado inscribir cerca de 4000 candidatos en todo el país, vamos a tener presencia con listas al concejo, a las asambleas, a las gobernaciones, a las alcaldías, por lo menos en 29 departamentos, en 400 municipios, que significa que hay un reagrupamiento, una recomposición del escenario político y alrededor de la Colombia Humana – UP, se está gestando un polo, que todavía es insuficiente que hay que proyectar mucho más, pero que lo cohesiona un proyecto político transformador que está centrado en la idea de no echar para atrás, no volver a la guerra, no mantener la política reaccionaria de la economía neoliberal, de la corrupción, sino por el contrario, abrirle camino a un proyecto democrático de defensa de paz, de democracia avanzada y en esa tarea, en el Tolima, por ejemplo, inscribimos alrededor de 178 candidatos, listas en 18 municipios y estamos en el lanzamiento en el capital del Tolima, la lista al concejo y la candidatura del compañero Hugo Ernesto Zárrate, que en síntesis es un hombre con experiencia, con madurez para dirigir los destinos de la ciudad.

-         ¿Cómo fue posible el acuerdo político Colombia Humana – Unión Patriótica?

Creo que colocando en el centro no los intereses de Colombia Humana, ni de la Unión Patriótica, inmediatos, sino en general los intereses del pueblo. Ha venido reaccionando en la lucha social, pero también en el campo electoral y que obtuvo una victoria en las elecciones parlamentarias, una victoria en las elecciones presidenciales y necesitaba participar. La Unión Patriótica tomó la decisión, sin llegar a un proceso de fusión, de abrir las puertas, por decirlo, para que ese liderazgo social y político que se identifica la Colombia Humana, que no le dieron personería jurídica, pudiera intervenir con garantías jurídicas, con personería en esta elecciones. Dimos un paso adelante, en medio de complejidades, dificultades, pero lo importante es que vamos en la dirección correcta.

-         En estos momentos van más de 700 líderes populares asesinados en Colombia. ¿Cómo contrarrestar esta política de terror institucionalizada en Colombia?

La mejor manera de contrarrestar esto, es garantizando que haya conciencia, no solamente de los gobernantes de las élites, que ya han demostrado de sobra que no es que tenga la conciencia plena de proteger la vida a los líderes sociales, a los ex combatientes, sino en el conjunto de la sociedad. El día que el conjunto de la sociedad no acepte que haya ni uno solo de líderes sociales, militantes políticos que sean asesinados y salgan a las calles, ese día se va a ir deteniendo esta masacre. Para eso necesitamos llegar a los gobiernos y ser poder. Por eso, necesitamos concejales, alcaldes, diputados de los sectores progresistas, democráticos, de la Colombia Humana, de la UP y necesitamos ser gobierno en el 2022, necesitamos tener la presidencia de la República, porque la política de la élite colombiana expresada en el Centro Democrático, los partidos tradicionales, va a seguir siendo la de la guerra, y la guerra va a implicar asesinatos de líderes sociales.

-         ¿Qué lectura hace del anuncio del comandante fariano Iván Márquez de que la lucha armada se reanuda ante el incumplimiento total del Estado de lo acordado en la Habana?

Es una expresión de la crisis que ha habido y que hay de la implementación del acuerdo de paz. Creo que es un hecho que no hay que menospreciar, porque es el anuncio de la posibilidad de que se reedite un nuevo ciclo de violencia política en Colombia.  Hay que trabajar para que eso se detenga, para que Iván Márquez, Santrich y otros cuadros de la anterior FARC – EP, no persistan en esa política, sino que puedan tener las garantías necesarias ellos y el conjunto de la sociedad para que no se vuelva a la guerra.

La decisión de la UP y el Partido Comunista en su pronunciamiento es esa; es que el futuro de Colombia no puede ser el de la guerra, y la mejor manera de detener ese nuevo escenario es garantizando la implementación plena del acuerdo.

-         ¿Cuál sería el llamado nacional que haría en el marco de la campaña electoral que se viene desarrollando en toda Colombia?

Que hay que atreverse a votar por las opciones de la Colombia Humana y de la Unión Patriótica. La política de los partidos tradicionales y del uribismo, nos han mantenido durante 200 años bajo un régimen que solamente ha generado pobreza, exclusión, violencia, y que es no puede ser la realidad presente y futura de Ibagué, Tolima y de las nuevas generaciones. Necesitamos vencer el miedo y lograr que haya un cambio de gobierno en los territorios y en todo el país.