Tolima
Typography

Un presunto atentado contra el candidato a la Asamblea del Tolima, Gustavo Bocanegra Ortegón, por el Partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), habría sido frustrado gracias a la solidaridad de la comunidad y miembros ex guerrilleros al dar oportuna información sobre la presencia de tres individuos extraños en la vía por donde cruzó el candidato con destino al municipio de Ataco.  



El hecho ocurrió el pasado 31 de agosto, según indicó Javier Cortés Yaruth, miembro de la comisión de Derechos Humanos de esta organización política. Explicó el líder de derechos humanos lo acontecido en el sur del Tolima, entre los municipios de Coyaima y Chaparral, sobre carretera que conduce al municipio de Ataco, destino del candidato del Partido de la Rosita.

El líder de Derechos Humanos, Javier Cortés Yaruth, denunció la presencia de las hordas del paramilitarismo y bandas criminales, no solo en el sur del Tolima, sino en todo el departamento. “Se han venido presentando e identificando algunos grupos  entre comillas: “Águilas Negras” y otros como bandas criminales organizadas”, indicó.

Dijo que recientemente un grupo ilegal realizó retén en el municipio de Villarrica, mostrando brazaletes de la AUC. Hay candidatos seriamente amenazados, entre ellos, el candidato a la Asamblea por esta organización política. De igual manera, da cuenta de la continua distribución de panfletos de estas organizaciones criminales. Muchas amenazas han llegado por terceros, según dijo Cortés Yaruth.

El Partido FARC ha puesto en conocimiento de las autoridades todas estas anomalías, pero hasta ahora la respuesta ha sido nula, según el líder de Derechos Humanos. Al parecer no actúa con la misma eficacia cuando esta organización portaba las armas.

Tres ex guerrilleros han sido asesinados hasta ahora en el Tolima, uno más desaparecidos y varios campesinos que venían colaborando en la campaña política, agregó Javier Cortés Yaruth.

Cortés Yaruth, señala la campaña violenta que viene desarrollando el Centro Democrático y su capo principal, Álvaro Uribe Vélez. Considera que Duque no viene gobernando sino este personaje reconocido mundialmente por sus crímenes de lesa humanidad como los denominados: “Falsos Positivos”. Exige del gobierno nacional la implementación del Acuerdo de la Habana.

La entrevista fue concedida a la página web: www.pacocol.org:

-         Se informa de un presunto atentado contra el candidato a la asamblea del Tolima por el Partido FARC. ¿Qué hay de cierto?  

Soy miembro del Consejo Departamental del Tolima del Partido FARC, Comisión de Derechos Humanos. Por información de algunos compañeros que estaban en labores de trabajo por ese lado, nos informan que en Puente Amarillo, entre los municipios de Ataco y Coyaima, cruce para ir a Chaparral, se encontraban tres sujetos no conocidos dentro del área, merodeando por el entorno sospechosamente.

Esto se da después que nosotros hemos pasado hacia Ataco. Más antes el conductor del carro nos había informado que dentro de la maraña quemada, había una persona como si estuviera escondida, visualizando o viendo quienes éramos los que pasábamos por ahí.

Ya estando en Ataco, se nos informa con más detalle de este incidente y se toman las medidas necesarias para verificar la información. De regreso, no encontramos a nadie. Lo único verídico es que eran tres hombres vestidos, supuestamente, de negro, eran de cabello largo. Se desconoce si eran parte de un grupo al margen de la ley. Pero sí merodeaban en ese puente que es un espacio reducido y de paso obligatorio para quien coja hacia la vía Chaparral. Hasta ahí conocimos.

-         ¿Iban armados? ¿Qué se sabe?

Los compañeros que nos informan no precisan si iban armados, lo único es que son extraños en la región. Por ahí hay compañeros nuestros trabajando entonces nos dan a conocer las anomalías que se presentan y nos dan las recomendaciones de tener cuidado que había tres sujetos no distinguidos dentro del territorio.

-         Como miembro de la comisión de Derechos Humanos, ¿Cómo analiza la situación actual del sur del Tolima?

Esta pregunta es bastante interesante. Realmente, a nivel Tolima, no vamos a hablar solamente del sur, de lo que son Planadas, Chaparral, Ataco…No, vamos a hablar a nivel Tolima, sí se han venido presentando e identificando algunos grupos entre comillas: “Águilas Negras” y otros como bandas criminales organizadas. Tenemos el caso de Villarrica, donde hay un grupo, que en este mes pasado, se hicieron entre Prado y Dolores, hicieron un retén ilegal, identificándose con brazaletes AUC.

Tenemos otro caso, por los lados de Anzoátegui, otro grupo no identificado, a veces se hacen pasar por bandas criminales, pero riegan panfletos de “Águilas Negras”. Tenemos otro grupo que nos han amenazado directamente al candidato a la Asamblea, Gustavo Bocanegra Ortegón, dicen que si vamos a Rovira, Rioblanco, Chaparral, habría atentado contra nuestro candidato.

Han seguido apareciendo panfletos en las diferentes áreas como son: Planadas, Ataco, Chaparral, Rioblanco, Roncesvalles, Rovira, Cunday. Vienen apareciendo estos panfletos de las “Águilas Negras”. Para nosotros es bastante preocupante, porque hoy en día la institucionalidad competente dice que no hay “Águilas Negras” en el territorio tolimense, que son ciudadanos que se hacen pasar como “Águilas Negras”, cuando la nueva modalidad ya no es que le entreguen a uno un papel en físico, sino por redes sociales, donde riegan toda la propaganda y la hacen llegar al destinatario. Es lo que hemos tenido conocimiento.

Para nosotros es bastante preocupante, porque las amenazas ya vienen más directas. Anteriormente, era a las organizaciones sociales; ahorita viene directamente incluyendo al Partido FARC y a otros Partidos que luchan por el progreso y son alternativos.

-         ¿Cómo le han llegado a ustedes esas amenazas, por qué vía, sobre todo al candidato a la Asamblea?

Las amenazas al candidato a la Asamblea Gustavo Bocanegra Ortegón, al Partido FARC o Tolima Digna, han llegado por medio de terceros. Compañeros, amigos, que les llega la información y ellos la rebotan al compañero y él, a su vez, la rebota a la Comisión de Derechos Humanos, para hacer la respectiva denuncia.

-         ¿Han colocado estas anomalías en consideración de las autoridades? ¿Qué han dicho?

Se han colocado varias denuncias incluso, de amenazas contra algunos de nuestros candidatos, pero hasta la presente la respuesta es nula; nos han citado a consejos de seguridad, pero en realidad no vemos una situación veraz. Colocamos como ejemplo: Cuando nosotros operábamos en la ilegalidad, cuando empuñábamos las armas, mirábamos que la inteligencia militar tenía más efectividad. ¿Por qué? Porque si salía un camarada, un guerrillero ha determinado territorio, le daban de baja o lo capturaban.

Hoy en día aparecen diferentes grupos, ellos tienen conocimiento, pero en realidad se mira que no tienen el interés por la paz, ni cumplir lo que es el decreto 898, que es el desmantelamiento de los grupos paramilitares o grupos residuales que hayan quedado.

-         ¿Pareciera que existiera una convivencia entre el militarismo y el paramilitarismo en el Tolima?

No le sabría decir, porque sería muy precavido en dar esas informaciones o de decir tales situaciones, primero porque uno debe preservar la vida de uno mismo.

-         En el caso del departamento de Tolima, ¿Cuántos ex guerrilleros han sido asesinados hasta ahora?

Hasta el momento han sido asesinados cuatro compañeros: Dos en Planadas, casco rural; uno que asesinaron en límites entre Ataco y Planadas y otro que se fue para Bogotá y no sabemos hasta el momento está desaparecido, no aparece.

Eso es lo que conocemos. De resto, han asesinado a compañeros que nos han venido ayudando ahorita en la legalidad en la campaña. Es el caso que sucedió el 31 de agosto, donde asesinan a un señor en el área de Puerto Tolima, en límites con el Huila. Ese compañero nos estaba ayudando a hacer la campaña en Casa de Zinc, por los lados de la vereda Casa Verde, en límites entre Ataco, Planadas y Huila. No sabemos las causas, pero aparece asesinado en un territorio de influencia y control de las fuerzas militares.

-         ¿Qué llamado le haría usted al Gobierno Nacional?

El llamado al Gobierno Nacional que nosotros haríamos como personas en proceso de reincorporación es que, realmente, implemente los acuerdos de paz. Hoy en día, el escándalo más grande, según para ellos, es el regreso de Iván Márquez, Jesús Santrich y el Paisa, a combatir de nuevo. Esto es producto debido a la situación política, a la persecución política, a los diferentes incumplimientos del acuerdo, que ha obligado, creo, a un 5 por ciento de los que dimos el paso a ser reincorporados o a la legalidad y que decidieron regresar a la vida guerrillera.

Esto nos preocupa a nosotros porque este gobierno es dirigido por el Centro Democrático, está aplicando la guerra política y nos están cerrando los espacios políticos, por los cuales las FARC luchó 52 años en armas, ahorita llevamos tres en política, pero vemos que no hay garantías para el ejercicio de la política y aun así, estamos comprometidos con la paz.

-         ¿Qué consecuencia avizora usted con el regreso a la lucha armada de un sector de las FARC?

En este momento, pese a los incumplimientos del acuerdo, como lo decía anteriormente, nos afecta de la siguiente manera: La mayoría de los candidatos del Centro Democrático y el Centro Democrático, están utilizando esta contingencia para decir que tanto escoltas de la subdirección especializada, tienen línea directa y contacto directo, supuestamente, con la disidencia o con este grupo armado, al igual de personas que estamos en el proceso de reincorporación. Es la cortina de humo que posiblemente van a utilizar para poder asesinar a los líderes farianos o a los líderes del Partido FARC, a los líderes sociales. Van a utilizar esta forma para poder seguir haciendo la guerra sucia, aplicada durante más de medio siglo, en el marco de la teoría de la seguridad nacional, que es la legalidad y fortalecimiento de los paramilitares en Colombia.

-         ¿Sería como una estrategia del Centro Democrático y su capo Álvaro Uribe Vélez, para asesinar líderes y “justificar” diciendo que tienen nexos con el grupo armado?

Sí. La posibilidad es inminente. El gobierno en cabeza del presidente Duque, no está gobernando el país, él está dirigido por un sector que es el Partido Centro Democrático en cabeza de Uribe. El señor Duque hace lo que diga el señor Uribe. Hay una posible estrategia de asesinar a los líderes visibles del Partido FARC y de las organizaciones sociales, tanto indígenas, afrodescendientes, campesinos, incluso, líderes barriales, estudiantiles. Es una estrategia que posiblemente podrían estar aplicando. Incluso, hay un candidato, me reservo su nombre, una de sus estrategias es implementar a nivel barrial la fuerza pública, o sea, retirar la policía y meter ejército en los barrios, caso de Ibagué. Es bastante complejo lo que se viene proyectando dicho señor, que para que según ese señor, haya una mejor seguridad.

-         ¿A pesar de todas esas situaciones el Partido FARC se sostiene en la vocación de paz y en la solución política?

Nosotros hemos tomado la decisión unitaria desde que firmamos el acuerdo de paz o cuando hicimos la décima conferencia, asumimos unos retos, somos conscientes de lo que pueda pasar y no pueda pasar. Seguiremos en pie de lucha en las vías legales con la participación política y la organización social.

-         ¿Qué cumpla el Estado lo pactado en la Habana?

Sí. Eso es nuestro propósito. Seguiremos luchando por la implementación del acuerdo de paz de la Habana. La lucha más grande que tiene no el gobierno nacional sino el Centro Democrático es desblindar los acuerdos que están en los protocolos de Ginebra, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que están blindados también con la Constitución Política. Ellos quieren en realidad son violar los Derechos Humanos y la Constitución Política, que triunfe el derecho de la opinión, más no el Derecho consagrado en las leyes.

Gráfica.- Javier Cortés Yaruth, Derechos Humanos FARC. Foto Nelosi