Tolima
Typography

Se realizó con éxito el II encuentro municipal de bibliotecarios públicos en la ciudad de Ibagué (Tolima), del 11 al 13 de septiembre, con la presencia de altos funcionarios del ministerio de cultura y la biblioteca pública nacional. Su realización fue posible gracias a la administración municipal que preside el médico, Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez, por intermedio de la secretaria de cultura que lidera la doctora Cristina Johana Prada Quiroga y la supervisora de la red de bibliotecas públicas de esta municipalidad, la Licenciada Luz Marina Roa.



Durante el encuentro la directora de la red pública nacional de bibliotecas públicas, la doctora Sandra Suescún hizo un alto elogio de la red municipal. No ahorró adjetivos para destacar la labor que se viene realizando tanto en el sector rural como urbano de esta ciudad de 600 mil habitantes.

Al referirse al hecho mismo del segundo encuentro municipal de bibliotecarios, indicó: “Ha sido muy grato para mí acompañar este espacio de trabajo de los bibliotecarios. Desde el ministerio de cultura y la biblioteca nacional, celebramos que se den estos espacios de aprendizaje, de compartir experiencias. Lo que nosotros podemos identificar es un crecimiento muy significativo del proceso en red del municipio; vemos que hay un trabajo muy fortalecido por parte de los bibliotecarios municipales. Lo que más nos impacta son todos esos procesos de servicios y de proyectos que vienen adelantando con gran impacto en la ciudad, consideramos que están haciendo una apuesta muy valiosa frente a formar lectores, promover e incentivar la lectura en las comunidades con las cuales trabajan”.

Hay que señalar que actualmente Colombia cuenta con 1.526 bibliotecas públicas estatales que conforman la red nacional de bibliotecas públicas, las cuales se empecinan en fomentar la lectura y de paso la cultura alrededor de conceptos fundamentales y de suma actualidad como la paz y el ambiente. Una persona que se atreve a leer es una persona que se atreve a pensar por sí misma, se atreve a romper la alienación y la dependencia y lucha por ser libre, soberana y autónoma.

Esta labor encomiable la ejerce en sumo grado el bibliotecario, la bibliotecaria, que con sus actividades propias, su esfuerzo, contribuye decididamente a romper el analfabetismo y abrirle espacio al conocimiento y la dignidad humana en función social. “La idea de todas estas actividades – dice la doctora Sandra Suescún – es mejorar los índices de lectura en Colombia”.

Acerca de la posibilidad de crear más bibliotecas y de mejor calidad en todo el país, la funcionaria llama a los candidatos a tener voluntad política para impulsar estos procesos: “Este es un llamado principalmente a los gobernantes, a los candidatos que hoy se encuentran en campaña con la esperanza de gobernar los territorios para que incluyan dentro de sus planes de desarrollo local, apuestas serias y estratégicas con relación al fortalecimiento de la educación y la cultura. En ese marco, de las bibliotecas públicas en el país; creemos que la acción más importante es la voluntad política de los gobiernos locales de invertir y fortalecer las infraestructuras bibliotecarias y sus bibliotecarios y los procesos que éstos desarrollan con las comunidades”.  

Sobre la actividad que viene desarrollando la red municipal de bibliotecarios en Ibagué, de llevar los libros al parque, a los espacios libres, los Picnic Literarios, la doctora Sandra Suescún, señaló: “Tuve la oportunidad de conocer varias de las iniciativas que está haciendo esta red y creo que este proceso de “Picnic Literario”, es una estrategia muy valiosa en la medida en que le permite a la biblioteca acercarse a su comunidad, llevar los libros a las comunidades  convocar sobre todo a las familias en torno a la posibilidad de compartir alrededor de los libros. Creo que el fortalecer esta estrategia como red, seguirá visibilizando todo el trabajo que hacen las bibliotecas, sobre todo convocar a nuevos públicos a hacer uso de las bibliotecas, de sus servicios y de sus colecciones”.

La doctora Suescún en su intervención presentó Estrategias de Lectura y Bibliotecas pertenecientes al ministerio de cultura y la articulación de planes locales con el plan nacional de desarrollo. Durante el cuatrienio se le dará continuidad a programas de fomento de la lectura como “Leer es mi cuento”, dijo.

También fueron talleristas las doctoras Aracely Rodríguez y Sandra Paola Ruíz Velásquez, integrantes del grupo taller ABC de la conservación de colecciones en bibliotecas. No solo hablaron de los riesgos y desafíos que se presentan a diario en esta actividad, sino también como conservar su majestad el Libro, las colecciones que hacen parte de la biblioteca pública. Fue un taller ágil, pedagógico, ameno y bien estructurado. En el balance al término de las duras jornadas, los bibliotecarios y bibliotecarias destacaron el papel guía de las talleristas y la necesidad de proyectar nuevos para profundizar en todos estos temas.  

Al término del evento los bibliotecarios fueron certificados e incluso, objetos de un detalle. Todo terminó con los mejores elogios, aplausos y el compromiso de llevar a la práctica lo aquí aprendido.