Tolima
Typography

Recientemente el presidente de la hermana República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, adelantó gira por la República Popular de China, suscribiendo 28 acuerdos de cooperación entre las dos naciones, convenios suscritos en pie de igualdad, respetando la autonomía de la nación bolivariana y su libre autodeterminación, según indicó el presidente a su regreso en rueda de prensa con periodistas internacionales.



Los convenidos hacen referencia a renglones vitales como el petróleo, la minería, básicamente el oro, el fortalecimiento de las industrias básicas, el abastecimiento de medicamentos, el plan la franja y la ruta, plan de cooperación mutua, plan de desarrollo, el fortalecimiento del sistema de internet, el lanzamiento de un nuevo satélite de comunicaciones que se llamará: Guaicaipuro, plan de intercambio cultural, plan para el talento humano, facilitando de esta manera la especialización, el postgrado a los estudiantes venezolanos y también acuerdo sobre la seguridad y la defensa para la paz y convivencia.

Dijo el mandatario que Venezuela fue invitada a participar de la feria internacional de China que se realizará en Changai del 5 al 10 de noviembre. El presidente Bolivariano anunció su presencia en esta feria con 500 empresarios y con Stan propio.

Durante la rueda de prensa el presidente bolivariano develó una nueva intentona de invadir a Venezuela. Dijo que alto militar traidor se mueve entre República Dominicana y Estados Unidos y ha dicho que va a invadir a Venezuela durante el mes de octubre. En ese plan golpista trabaja, en cooperación con los Estados Unidos y países lacayos al imperio como Colombia.

De igual manera, el mandatario patriota aprovechó para denunciar la política rastrera del gobierno colombiano contra su nación. Lo calificó de neofacista, mientras al secretario de la OEA simple “basura”. Criticó una vez más la postura mediática. Dijo que esta cerril campaña mediática tiene como objetivo intervenir a Venezuela.

Es decir, se busca desprestigiar al máximo el proceso revolucionario, presentar a Maduro como el gran “dictador”, para así justificar un golpe de Estado, un derrocamiento del gobierno revolucionario o sencillamente su asesinato. “La campaña mediática tiene un objetivo: Intervenir a Venezuela. Pero, no va a ser posible ni hoy, ni mañana, ni pasado mañana”, señaló.

“Hemos aprendido a nadar contra la corriente, Venezuela tiene la capacidad para resolver sus propios problemas”, indicó.

Las proyecciones con China son bastantes halagüeñas, según el mandatario, pues la iniciativa es exportar a este solo país un millón de barriles de petróleo en los próximos meses y años.

Así que a pesar de todas las dificultades como el brutal bloqueo económico y la intromisión infame de Colombia en sus asuntos internos, el mandatario ha dado un parte de esperanza pues cada vez más países se solidarizan con la hermana república venezolana: “Veo que el mundo entiende a Venezuela”, señaló en la rueda de prensa a medios internacionales.

Gráfica.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, exitosa gira por la República Popular China. Foto Alba Ciudad