Tolima
Typography

El narcotraficante número 82, Álvaro Uribe Vélez, según la CIA, fue vinculado formalmente al proceso que adelanta la justicia, por los delitos de fraude procesal y soborno en concurso homogéneo y sucesivo. Así lo indicó la Corte Suprema de Justicia al terminar la diligencia de indagatoria este ocho de octubre de 2019.



Dicha audiencia tuvo una duración de siete horas, comenzando a las 8:00 de la mañana y terminando a las 5:00 de la tarde, con dos horas de receso para el almuerzo. El criminal ex presidente llegó a la sala de indagatoria fuertemente custodiado. Sin embargo, centenares de personas lo recibieron con fuertes estribillos de asesino, asesino, asesino y paramilitar.

Por su parte, los aduladores y analfabetos políticos que también se hicieron presentes, se fueron lanza en ristre contra la Corte Suprema de Justicia, utilizando los peores epítetos. Una presión indebida al parecer organizada por el Partido de la Muerte: El Centro Democrático.

Ante esta presión asfixiante con los medios masivos de comunicación a bordo, la mafia, los terratenientes y oligarcas ligados con el paramilitarismo, el presidente de la Corte dijo que no se dejaría intimidar y actuaría en derecho. “Ninguna presión influirá en las decisiones que están obligados a tomar en derecho los magistrados”, sentenció Álvaro Fernando García, presidente.

¿Qué sigue? Según expertos en el tema, la Corte Suprema de Justicia podría tomar una de tres posibilidades: Archivar el caso por no haber méritos, seguir adelante con el proceso y/o ordenar su detención.

Si bien las personas consultadas sobre el tema no son optimistas por el alto grado de corrupción que hay en las alturas del poder en Colombia, se convoca a la Corte Suprema de Justicia para que actúe en Derecho sin presión de ninguna naturaleza.

Se sabe que en Colombia la ley es para los de ruana. Sin embargo, se espera que en esta oportunidad brille la justicia y el padre de los “falsos positivos”, de los miles y miles de desaparecidos y el refundador del paramilitarismo con el nombre de las convivir, reciba lo que realmente se merece. Ni más ni menos.

Pegados al dicho que dice que la “justicia cojea pero llega”, hay que intensificar la campaña política en todo el país con los candidatos de izquierda y democráticos para asestarle otro contundente golpe el 27 de octubre en las urnas. La consigna es clara: Ni un voto por los candidatos del Partido de la Muerte: El Centro Democrático.

Gráfica Varias protestas en contra de Uribe se registraron en el Palacio de Justicia. Foto: EFE