Tolima
Typography

1.817 es el año de Guayana, pero también de José Antonio Anzoátegui, Manuel Carlos Piar y Simón Bolívar. La proeza de estos gladiadores ilumina el firmamento americano. El heroísmo fortalece la esperanza de libertad y justicia para aquella muchedumbre de descamisados.



Anzoátegui fue el principal auxiliar que tuvo Manuel Carlos Piar en el desarrollo de esta heroica campaña libertaria. En diciembre de 1.816, su influencia indiscutible en la Junta de Guerra hizo decidir a la mayoría en favor de los planes del general Piar. “La empresa de invadir la provincia Guayana debió la mayor parte de su éxito al General Anzoátegui”, señala Fabio Lozano y Lozano.[i]

Así que en 1.817, el General Anzoátegui deja de ser un oficial patriota más, para convertirse en un oficial distinguidísimo, sobre todo después de la retirada de los 600, que tuvo una duración de 27 días y 750 kilómetros de marcha forzada, en precarias condiciones, por selvas, llanuras y montañas, en terreno ocupado por el enemigo, padeciendo los rigores inclementes del clima. Fue una de las más duras campañas emprendidas en Venezuela y cuyos “esclarecidos ejecutores – dice el General Chalbaud Cardona – fueron Mac Gregor, Soublette y Anzoátegui”.[ii]

Brilla con Piar en la campaña de Barcelona y en la conquista de Guayana. Pelea con fiereza, prácticamente con actitud suicida. En Angostura es el primero en arrojo, coraje y valentía. En el Juncal y en San Félix se perfila como un verdadero jefe, jefe de estado mayor que alcanza con Piar el grado de General sobre el campo de batalla a los 27 años de edad. “Es hechura de Piar”, dijo Bolívar de él y de Pedro León Torres. “El predilecto de Piar y de Torres”, dijo también el coronel Fernando Galindo en la defensa.

Actuó después en el Consejo de Guerra contra Manuel Carlos Piar, acusado de insubordinación después de salir victorioso en 24 batallas esté General. También se destacó en la organización militar del destacamento para la campaña de 1.818, la infantería estuvo a la altura de los acontecimientos bajo el liderazgo del General Anzoátegui. Después, hizo parte de la tropa comandada por Bolívar, hasta llegar a la cúspide de su carrera en Boyacá, el 7 de agosto de 1.819.

Hay quienes consideran que la parte oscura del General Anzoátegui tuvo que ver con el juicio y fusilamiento de Manuel Carlos Piar. El voto del General en este fatal Consejo, fue escrito así: “Resultando de las declaraciones, confrontaciones y correos, convencido Manuel Carlos Piar de los delitos de sedicioso, conspirador y desertor, por las cuales se le puso en consejo de guerra, lo condenó a ser pasado por las armas, con degradación, arreglado al artículo 26, tratado octavo, título décimo de las ordenanzas generales”: José Anzoátegui.[iii]  (Nota: Al parecer primero escribió sin y después con degradación).

Es indiscutible la influencia que ejerció el General Anzoátegui sobre Piar y su estado mayor. Incluso, se cree que algunas cartas de esa época de Piar a Bolívar son obras de Anzoátegui. “En sus conceptos resaltan el influjo que sobre él tuvieron los generales de la revolución francesa, en especial Hoche, Marceauy Kléber, y que es tan peculiar en el estilo empleado siempre por Anzoátegui”, señala Chalbaud Cardona.  

[i] Ibíd. Página consultada 232.
[ii] Ibíd. Página consultada 255.
[iii] Ibíd. Página consultada 256.