Uno de los sectores más abandonados por el Estado Colombiano son los artistas, los hacedores de cultura. Grandes glorias del arte, la literatura, la música, el teatro, el cine, etc. Viven en precarias condiciones, totalmente abandonados por un estado infame e indolente. En su inmensa mayoría, mueren en la miseria.

La reciente muerte del gran exponente de la música colombiana, Rodrigo Silva Ramos, ha puesto a la orden del día esta terrible y dramática realidad. Sería escalofriante hacer un censo sobre artistas colombianos que están en el abandono total.

Lo curioso y a su vez preocupante es que el grueso del pueblo colombiano no logra hallar la causa o causas de esta constante en este país sudamericano de 47 millones de habitantes.

Algunos creen que es cuestión de suerte, no estar en la mermelada o en la “rosca” como se suele decir popularmente en este país. En Ibagué – por ejemplo – han muerto periodistas destacados alimentándose en los últimos años y meses de su vida con huesos porosos y los sobrantes de las plazas de mercado de esta ciudad.

Oscar Viña Calderón, destacado comunicador social en esta sección del país, puso el grito en el cielo con motivo de la muerte del maestro Rodrigo Silva Ramos, en relación con el acompañamiento. “Yo esperaba 5 mil personas por la carrera tercera y no fue así, solo un grupo pequeño acompañó el catafalco”, dijo.

Era como un regaño a los colombianos por el no acompañamiento masivo del funeral. Propuso como salida la innovación de la música colombiana, metiéndole nuevos instrumentos y nuevas temáticas. Comercializarla y banalizarla.

Respetable el punto de vista, pero con el cual no podemos estar de acuerdo porque no resuelve el problema de fondo y lo que se necesita en Colombia es una solución real y no virtual o efímera.

El problema de fondo reside en el modelo sistémico que encarna el neoliberalismo. Esa es la causa fundamental. Un modelo que impide que los medios de comunicación le den prioridad al folclor colombiano. Un modelo neoliberal que no ve al artista como un sujeto sino como objeto.

Leer más...

El doctor Jairo Rivera Morales, ex senador de la república, historiador e integrante del Partido Fuerza Alternativa Revolucionario del Común (Farc), estuvo presente en el funeral del maestro Rodrigo Silva Ramos, integrante del dúo “Silva y Villalba”, dúo que durante cincuenta años llevó los aires musicales de la nacionalidad colombiana por el país y a nivel internacional, cosechando éxitos a granel.

Leer más...

Cuentan algunos cercanos amigos que el compañero Marco Fidel Aponte Aponte, fue cremado el 27 de diciembre de 2017, en la ciudad de Ibagué (Tolima) y en cumplimiento de su postrera voluntad sus cenizas fueron llevada a su pequeña finca ubicada en la vereda La Rica del municipio de Santa Isabel (Tolima), de donde era oriundo, para ser enterradas y sembradas sobre ellas dos árboles. Al parecer así se hizo, el pasado 7 de enero de 2018.

Leer más...

Más artículos...