El pueblo colombiano con sus emocionantes e ingenuas creencias se prepara a recibir el año 2019. Resulta ilógico decir año nuevo por cuanto constituye un año menos de vida. Los agüeros explotados económicamente se toman las calles y avenidas. Se ofrecen todo tipo de yerbas y sahumerios para la buena suerte, el amor y la fortuna. De igual manera, el traje para estrenar con sus colores, los detalles, la comilona y la rumba.

Leer más...

El monstruoso escándalo de Odebrecht puesto al descubierto durante el presente año, en el que vincula, prácticamente, a toda la clase gobernante de la república de Colombia, con toda seguridad será tapado a sangre y fuego. No es nada nuevo en esta rancia y corrupta oligarquía, siempre ha utilizado esta siniestra práctica cuando de salvar sus intereses de clase se trata.

Leer más...

Más artículos...