Valle del Cauca
Tipografía

Después de casi cuatro meses de terrorismo, asolando barrios, asesinando ciudadanos por ser chavistas; incendiando hospitales, universidades, transportes, abastos de alimentos; secuestrando la tranquilidad de los vecinos; amenazando, chantajeando; poniendo explosivos, atacando fuertes militares, etc., etc., etc., ahora la oposición oligárquica en Venezuela dice que cambia esa estrategia de violencia y va a las elecciones regionales del 10 de diciembre de 2017.


 
¿No dizque el Consejo Nacional Electoral es tramposo? ¿No dizque en Venezuela hay una "dictadura"? ¿No dizque el Gobierno no había convocado elecciones regionales? ¿No dizque no hay libertad?
 
Se les cayó la máscara.
 
Por más que Caín Santos y otros lacayos les hagan el mandado; por más que los medios de la burguesía, como Caracol, RCN, Blu, La W, El Tiempo, Semana..., los sigan inflando artificialmente; por más que EE.UU. amenace al Gobierno del presidente Nicolás Maduro; por más que los gobiernos neoliberales y Almagro sigan en su campaña infame de desconocer la Asamblea Nacional Constituyente; por más que el imperio dicte medidas ilegales e inmorales, los numerosos partidos de la oposición promotora de la violencia están, otra vez, derrotados... ¿Qué dirán ahora sus amanuenses de oficio? También están derrotados.
 
La Revolución Bolivariana necesita, hoy más que nunca, nuestra solidaridad. Los más de ocho millones de hombres y mujeres del pueblo chavista que el 30 de julio, contra viento y marea, desafiando el terrorismo de la extrema derecha opositora, salieron a votar por la Constituyente para corregir errores y seguir adelante, ganar la paz y construir una sociedad justa, trazaron el camino.
 
No es hora de claudicar.
 
El regreso de la derecha al poder en Venezuela sería la debacle para el movimiento revolucionario en el continente, un retroceso imperdonable.
 
¡Afortunadamente, la Constituyente está en plena marcha!
 
Cali, jueves 10 de agosto de 2017