Valle del Cauca
Tipografía

El lamentable papel de algunos "periodistas"

Algunos periodistas de Cali sacaron las uñas este miércoles 7 de febrero e incitaron a la violencia contra el libre ejercicio electoral del partido Farc, colectividad en la legalidad que cumple el Acuerdo de Paz.

Provocación y a la agresión planificadas.

Se vieron mensajes de varios de ellos en las redes sociales haciendo llamados incendiarios contra Rodrigo Londoño y, en la práctica, sumándose al partido de Álvaro Uribe, abierto programador de las acciones vandálicas contra el partido Farc en el país, como quedó al descubierto en un audio que deja oír al “periodista” de Caracol Herbin Hoyos llamado a la provocación y a la agresión planificadas.

Por Facebook, por WhatsApp y otros medios incurrieron en apología del delito (porque eso es incitar a agredir a otro) y se unían así a quienes han usado piedras, golpes, palos, destrucción de automotores, aparte de insultos plagados de odio, en otras ciudades contra el candidato presidencial del Partido Farc o contra sus seguidores.

El acto de provocación y sabotaje de hoy tuvo lugar frente a una residencia del centro de Cali donde se cumpliría una rueda de prensa convocada por la Corporación de Periodistas del Valle del Cauca, casa que fue cercada de manera amenazante por individuos del uribismo que vociferaban con virulencia.

A propósito del día del Periodista, que se cumple el próximo viernes 9 de febrero, la cobertura del proceso de paz y de la actual campaña electoral es un tema que valdría la pena abordar de nuevo.

El negativo papel contra la paz que juegan los medios de comunicación de las élites y, en ellos, algunos "periodistas" confabulados con los enemigos de la reconciliación y partidarios de la guerra así lo amerita.

Es lamentable, además, el bajo nivel de algunos que se dicen periodistas, pero que en realidad quedan reducidos a meros propagandistas de partidos políticos, como el denominado “Centro Democrático”, que les paga con migajas y un plato de lentejas.

Afortunadamente aún hay colegas que respetan la profesión y que, en medio de las limitaciones que les imponen los medios, procuran cumplir con el deber de informar con veracidad.

Ayer mismo se conocieron denuncias de periodistas que no se sumaron al coro de los áulicos del uribismo y quienes revelaron que entre los promotores de la agresión de este miércoles en Cali estaba Gustavo Adolfo Muñoz, condenado por el delito de falsos testigos y reconocida ficha del uribismo. Así lo confirmó en entrevista con el colega Raúl Lara el jurista Élmer Montaña.

El debate queda abierto, porque los medios de comunicación y sus trabajadores tienen un papel fundamental en ayudar a forjar un futuro de reconciliación en el país, o en contribuir a que Colombia se siga hundiendo en el fango de la violencia y el dio sin fin.

Cali, miércoles 7 de febrero de 2018.