Valle del Cauca
Typography

Santiago de Cali, febrero 11 del 2019

Señor
Carlos Alberto Murillo Martínez
Director COJAM
Jamundí- Valle del Cauca.



Ref.: Solicitud de intervención urgente.

Reciba de la Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos, un cordial saludo.

Walter Agredo Muñoz, identificado con la cédula de ciudadanía No. 16.775.482 expedida en la ciudad de Cali, funcionario en la Seccional Valle del Cauca, de la Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos, con personería jurídica No.5510 del Ministerio de Justicia y del Derecho, por medio del presente escrito me dirijo a ustedes para solicitar su intervención urgente, en los hechos que a continuación se narran.

Hechos

El día 11 de febrero del 2019, nuestra fundación ha tenido  comunicación con los presos políticos recluidos en el complejo penitenciario de Jamundí, los cuales  nos manifiestan que desde hace ya varios días la alimentación que vienen distribuyendo en el COJAM, presenta deficiencias, que este servicio viene siendo prestado de mala forma,  las  irregularidades en la prestación de este servicio se reflejan en alimentos crudos, sopas que son solo agua, al igual que los jugos entregados, que no se vienen cumpliendo con los gramajes de los alimentos, tampoco se cumplen las dietas especiales para las personas que padecen algún tipo de enfermedad, esta mala prestación en el servicio en la alimentación ha generado en varias oportunidades cuadros virales, diarrea, vómito y malestar general, lo que ha llevado en algunas ocasiones a que las personas privadas de la libertad no reciban la alimentación o la devuelvan.

Este mala prestación en el servicio de alimentos, según los presos políticos, ha llevado a que muchas personas ahí recluidas inicien o adelanten acciones de tipo jurídico y que de esta manera se garantice la buena prestación del servicio, acciones que aunque se resuelvan a favor de las personas privadas de la libertad, no garantizan que el servicio mejore, de igual forma el problema con la alimentación viene agravando la salud de personas a las cuales se les debería garantizar estrictamente una dieta, igual situación se presenta con el pabellón donde se encuentran recluidas personas de la tercera edad.

Se nos ha informado entonces de la huelga de hambre que ha iniciado el detenido político VIDAL MANOSALVA NIÑO, quien se encuentra recluido en dicho establecimiento en el bloque 3 en el patio 4B, TD # 7161, quien decidió de esta forma rechazar la  mala prestación del servicio de alimentación, iniciando  esta  protesta pacífica el día 6 de febrero, demandando que se mejore el servicio de alimentación, que haga presencia la defensoría regional del pueblo, al igual que la procuraduría regional del valle, también ha solicitado que haga presencia un representante del consorcio que tiene a cargo la alimentación en el COJAM, representantes de la USPEC, la cónsul de derechos humanos, representante del comando de vigilancia y un representante de la fundación comité de solidaridad con los presos políticos, solicitudes que no han sido atendidas y según lo manifestado por los detenidos políticos, por el contrario han comenzado a ejercer presión sobre él, donde presuntamente miembros del cuerpo de custodia le han manifestado “esto va dañar su conducta”, pero de igual forma le han dicho “va tocar entrar a ese patio y revolcar todo para  ver  qué pasa”. Situaciones que se constituyen en una especie de amenazas.

Este tipo de posibles presiones  por parte del cuerpo de custodia no contribuyen al mejoramiento de situaciones como la de la alimentación, que consideramos las personas privadas de la libertad tienen el derecho a manifestar su inconformidad con un servicio que los perjudica a ellos, que vemos que las solicitudes realizadas de manera respetuosas no se reciben o no se atienden de manera oportuna,  no se puede continuar ejerciendo por parte del INPEC, una política de imponer  por la fuerza situaciones que atentan contra  la dignidad de las personas privadas de la libertad, vulnerando  los derechos fundamentales  de las personas privadas de la libertad en el sistema penitenciario colombiano.

Consideraciones

Nuestra Fundación, expresa su gran preocupación, por esta situación, que pone en inminente riesgo la vida y la integridad física de las personas privadas de la libertad que están recluidos en el establecimiento de mediana y alta seguridad Jamundí. De igual forma le recordamos que la corte constitucional en la sentencia T388 del año 2013 plantea:

•    La Corte hace énfasis en el derecho de la dignidad humana de las personas privadas de la libertad. Según la Corte, este derecho se vulnera por la amenaza constante a la vida, a la integridad personal por la criminalidad e impunidad del sistema penitenciario y carcelario; por las requisas indignas y degradantes a familiares y amigos visitantes de los internos; por la reclusión en condiciones de hacinamiento, sin una infraestructura adecuada, en condiciones de temperaturas extremas, falta de acceso a servicios públicos, alimentación adecuada y suficiente.

•    En esta medida, la Corte afirma que el Estado debe garantizar el derecho a la dignidad humana de personas privadas de la libertad; el derecho a la salud, a la integridad física y mental y a vivir en un ambiente salubre e higiénico y el derecho a la visita íntima.

Por lo anterior legitimados en nuestro mandato institucional que “nos proponemos contribuir a la exigencia, promoción y difusión del respeto y las garantías de los Derechos Humanos de todas las personas en Colombia; en especial el derecho a la Vida, la Libertad, la Integridad física y Moral; a un trato digno, a un juicio justo e imparcial y los demás derechos de las personas privadas de la libertad, procesadas por delitos políticos…”, respetuosamente elevamos a su Despacho las siguientes.

Solicitudes

1.    Solicitamos respetuosamente sus buenos oficios, para que de manera URGENTE, se dé el trámite de atender de manera respetuosa y oportuna las solicitudes presentadas por el detenido políticos VIDAL MANOSALVA NIÑO, de igual forma que se active el protocolo a que haya lugar en los casos de huelga de hambre.

2.    De igual forma que informe a nuestra fundación, por escrito y con soportes legales y administrativos, cuáles han sido las acciones adelantadas para tratar el tema de la alimentación y si se han convocado a los entes de control, desde su administración, para que se haga un seguimiento a las denuncias realizadas en esta materia por las personas privadas de la libertad.

Por último señalamos, en calidad de director, es usted quien tiene la responsabilidad de lo que pueda suceder en materia al derecho a la vida e integridad física de las personas ahí recluidos por la falta de atención a las demandas realizadas por parte de las personas privadas de la libertad en los casos de atención   médica, la prestación del servicio de alimentación y demás garantía de los Derechos Humanos.

Agradezco se informe de las acciones adelantadas en los términos de Ley a la calle 36 No. 14-52, Barrió Atanasio Girardot. Teléfono 4487073. Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Cordialmente,
Walter Agredo Muñoz.
CC # 16775482 de Cali.
Fundación Comité de Solidaridad Con los Presos Políticos.
Seccional Valle del Cauca.

CC: Comité internacional de la Cruz Roja, Oficina del alto comisionado para las Naciones Unidas, Procuraduría General de la Nación, Defensoría Regional del Pueblo, INPEC Regional Occidente.