Valle del Cauca
Typography

Los medios de las oligarquías soportan voces críticas hasta cierto punto, pero no más...



Semana acaba de echar de sus páginas a Daniel Coronell por atreverse a cuestionar en su última columna la autochiviada de la revista de los López sobre los falsos positivos.

La monumental engavetada de la denuncia sobre la reedición de la política de crímenes de Estado en el actual Gobierno estaba destinada a favorecer al régimen uribista empotrado en la Casa de Nariño.

A Semana no le importa salir de uno de sus columnistas más destacados: primero están los verdaderos dueños del país.

No olvidemos que los medios son sólo extensiones del poder económico y político, del poder de los burgueses y los terratenientes.

En lo fundamental, son sus megáfonos, los guardianes del establecimiento, del statu quo, de sus intereses.

Así que quienes se hacen ilusiones con la neutralidad, la imparcialidad, la objetividad, el equilibrio… de los medios de las élites deberían salir del engaño: tales principios no existen para la prensa defensora del sistema.

En los asuntos fundamentales, ellos siempre cerrarán filas en torno a sus verdaderos amos… los dueños de los avisos y del Estado.

Cali, martes 28 de mayo de 2019.