Valle del Cauca
Typography

Danelly Estupiñán, promotora del paro cívico de Buenaventura, dice que lleva cinco meses denunciando seguimientos y amenazas en su contra. Tras entregarle las pruebas a la Fiscalía, fue denunciada por dos personas que dicen ser del Cuerpo Técnico de Investigación. Su vida está en riesgo.



Danelly Estupiñán, lideresa social de Buenaventura (Valle del Cauca) y promotora del paro cívico que se desarrolló en esa ciudad en el 2017, denunció seguimientos en su contra y terminó denunciada por injuria y calumnia.

Durante todo el 2019 se ha sentido vigilada. Ha dejado constancia, por medio de fotografías y videos, de la presencia de diferentes hombres en varios lugares que le hacen registros fotográficos y de video. El último hecho se dio el martes pasado, cuando un taxi se estacionó al frente de su casa durante unos 15 minutos sin que nadie se subiera o bajara del vehículo. “Esos seguimientos pueden materializarse en un falso positivo judicial o en un asesinato”, advirtió Estupiñán. Su situación de riesgo es tal que ayer Amnistía Internacional emitió una acción urgente y señaló que la Fiscalía no actuó con rapidez, lo cual devino en la persistencia de los seguimientos. El documento, dirigido al fiscal general, Fabio Espitia, le pide “coordinar con las autoridades pertinentes para asegurar un ambiente apto para que ella continúe con su valiente trabajo por los derechos humanos”.

Gráfica.- Danelly Estupiñán ha denunciado seguimiento desde enero de 2019. Foto: Mauricio Alvarado

El Espectador