En momentos en que gigantescos sectores de la población vallecaucana se debaten en medio del más terrible y agobiante desempleo; mientras el poco empleo que aparece es basura y surge una clase cada vez mayor, ya no la del proletariado, sino la del precariado; en momentos en que la miseria se expande como plaga y gruesos ámbitos poblacionales sucumben ante la desesperanza y el hambre; mientras el régimen de terror contra líderes sociales siega vidas y la persecución y el asesinato están cubiertos por la nube de la impunidad del Estado represor; en momentos en que los partidos, fracciones y facciones de las clases dominantes corruptas y responsables fundamentales de todo eso se coaligan y compinchan; mientras todo esto ocurre, nuestra izquierda, en vez de unirse para luchar contra esos males palpables y lacerantes, por cambios de fondo a esta realidad que mata y despedaza, insiste en la garrotera, la desunión y la antropofagia.

Leer más...

Más artículos...