Comunistas en el exterior
Tipografía

El pasado primero de abril se realizó en Quito un encuentro con los representantes de las víctimas del conflicto colombiano que se encuentran en el exterior.



Al evento asistieron representantes de organizaciones de 16 países de Suramérica centro américo norte américo y Europa.  Por la unidad de víctimas fue una delegación encabezada por su director Alan Jara. También fue una representación del Ministerio de Interior Y justicia, representantes de las organizaciones Defensora de Los Derechos Humanos, ONG, El Centro De Memoria Histórica y varias Universidades.

Pero el clamor general de todos los representantes de las víctimas fue la poca colaboración de los consulados colombianos cuyos representantes se hacen los desentendidos, los sordos y en la mayoría de las veces le ponen muchas trabas a las personas que van a hacer sus declaraciones.

Con relación al caso de Venezuela el caso es más preocupante porque de 16 consulados que existen en este país solo el de Caracas está colaborando con las organizaciones de víctimas; porque los otros argumentan falta de presupuesto.

Por ejemplo el de Puerto Ordaz en el Estado Bolívar realizo el 6 de abril un evento con las víctimas y no fue capaz de recibir una sola declaración a pesar que desde hace varios meses lo venían solicitante los líderes de las organizaciones de víctimas de este estado.

La respuesta del cónsul fue que volvieran después de semana santa para ver si podía atender unas dos personas diarias.

Otra preocupación de los voceros de las víctimas de los connacionales en el exterior es la paquidermia que existe en los funcionarios que estaban antes al frente de esta entidad porque nunca atendían los teléfonos ni respondía los correos donde se solicitaban información de los casos presentados.

También se pidió que se agilizaran los trámites de las reparaciones de las víctimas que especialmente las que vivimos en Venezuela por la situación económica por la que atraviesa este país ante los constantes ataques de la derecha internacional.