Comunistas en el exterior
Tipografía

Venimos a traer un saludo en nombre de un pueblo que desde hace más de medio siglo conoce los horrores y sufrimientos de la guerra y que transita hoy por los difíciles caminos que nos conduzcan a una paz democrática, soberana y transformadora.



Con diferentes escenarios y épocas, la guerra en Siria ha sido desatada por los mismos intereses imperialistas y oligárquicos de quienes lanzaron a nuestro país a la larga noche de la violencia, al igual que en distintos países de los cinco continentes.

Son los mismos intereses, las mismas clases sociales y los mismos proyectos ideológicos que hoy se oponen violentamente a la paz por la que tanto hemos luchado; los que incitan a la confrontación y al caos en Venezuela; que imponen gobiernos corruptos en Brasil ,Argentina o Paraguay. Los que adelantan un genocidio cruel e inhumano contra el pueblo palestino y que le niegan la libertad a nuestros hermanos saharauis. Que utilizan los mismos formatos y matrices mediáticas en Siria como en Venezuela, donde la desinformación, las mentiras y las calumnias son utilizadas para justificar las intervenciones militares, políticas y comerciales.


Unimos nuestra voz a este movimiento de solidaridad, que cada día ha de ser más grande, para que se respete el derecho de Siria y de todos los pueblos del mundo a la soberanía y la autodeterminación, el derecho de todos los pueblos a elegir libremente sus formas de gobierno de acuerdo a sus conceptos de democracia, de sus culturas y tradiciones democráticas y, muy especialmente, como es en el caso de Siria, a respetar sus procesos históricos de integración, y a aprender de su larga historia de convivencia étnica, religiosa, cultural y política.

Nos negamos a que se pretenda imponer a los pueblos del mundo los conceptos de democracia y de progreso, por parte de potencias guerreristas y de élites políticas que han llevado a la misma Europa a la postración de sus propios pueblos, al reinado de la corrupción, los poderes jurídicos secuestrados por las mafias de la corrupción, una Europa donde crecen la precariedad y la desesperanza para millones de personas.

Ante este cuadro desolador decimos con Gabriel García Márquez qué.... “Frente a la opresión, el saqueo y el abandono, nuestra respuesta es la vida. Ni los diluvios ni las pestes, ni las hambrunas ni los cataclismos, ni siquiera las guerras eternas a través de los siglos y los siglos han conseguido reducir la ventaja tenaz de la vida sobre la muerte”.

Nuestras luchas en Palestina, Venezuela, Colombia o en el Sahara es la lucha por la vida.

La lucha del pueblo de Siria es la lucha por la vida. Es nuestra lucha.

Venceremos!

Partido Comunista Colombiano
Comité en España