Bernardo fue un hombre de pensamiento abierto, soñaba en consolidar una nación grande, en donde ser comunista o ser de derecha, no significara una condena a muerte. Con el don de la palabra y, a viva voz, sin temores, sin engaños, en público y privado, siempre llamó al pan pan, y al vino vino.

Leer más...

Más artículos...