Conflicto armado
Tipografía

El canciller noruego, Borge Brende, aseguró que la implementación del acuerdo de paz en Colombia está en un punto crítico por lo que se requiere de un buen liderazgo para enfrentar sus desafíos, reseñó hoy el diario El Tiempo.(PLRadio)



Es importante avanzar en las amnistías, la reintegración socioeconómica (de los antiguos combatientes), asegurarse de que las zonas y puntos transitorios funcionen, pero también que cuando las FARC-EP salgan de tales sitios haya oportunidades de trabajo para sus integrantes, insistió el ministro de relaciones exteriores en diálogo con el periódico de circulación nacional.

Según Brende no ha habido un proceso pacificador en el que la fase de implementación no haya sido crítica, por lo que instó a estar vigilantes para que no ocurran deserciones de las filas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), así como a encarar el flagelo de los asesinatos de líderes sociales.

En su opinión resulta indispensable también evitar que otros grupos ocupen las regiones abandonadas por esa agrupación actualmente en proceso de desarme.

El pasado 24 de noviembre el presidente Juan Manuel Santos y el líder de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, firmaron el pacto definitivo con el que se comprometieron a terminar los enfrentamientos y hostilidades.

Dicho documento contempla medidas como el cese el fuego bilateral y la dejación de las armas en poder de esa guerrilla, la mayor del país, dentro de las zonas y puntos (esos menores que las primeras) donde permanecerán los insurgentes por varios meses.

Estuvimos durante el proceso de paz -como garantes de los diálogos en Cuba- y estaremos presentes durante la ejecución del acuerdo, subrayó Brende.

Noruega forma parte de la Comisión de Seguimiento (para garantizar la aplicación de lo consensuado), somos uno de los mayores donantes para el desminado en Colombia, precisó.

Grafíca pie de foto.- Borge Brende, canciller noruego Foto: el Tiempo


Prensa Latina