Cultura
Tipografía

A 62 años de la excarcelación de Fidel y los demás asaltantes a los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo, del mal llamado Presidio Modelo, el pueblo Cubano conmemora este día de reflexión y compromiso, de agradecimiento por vivir en un país que convirtió los Presidios en escuelas, para que niños y jóvenes crezcan como verdaderos revolucionarios y defiendan los valores e ideales de la libertad, de la solidaridad y la soberanía plena del hombre.



Fidel Castro en su histórica defensa conocida como “La historia me absolverá”, (que se convirtió luego en el programa de desarrollo económico y social de Cuba), culminó su alegato diciendo a los jueces:

«En cuanto a mí, sé que la cárcel será dura como no la ha sido nunca para nadie, preñada de amenazas, de ruin y cobarde ensañamiento, pero no la temo, como no temo la furia del tirano miserable que arrancó la vida a setenta hermanos míos. Condenadme, no importa, La historia me absolverá».

Y tras su excarcelación, el 15 de mayo de 1955 entregó a la prensa el “Manifiesto al pueblo de Cuba”, que señalaba:

“Nuestra libertad no será de fiesta o descanso, sino de lucha y deber, de batallar sin tregua desde el primer día, de quehacer ardoroso por una patria sin despotismo, ni miseria, cuyo mejor destino nada ni nadie podrá cambiar. (…) Los déspotas pasan, los pueblos perduran”.

Gráfica pie de foto.- Fidel Castro A la salida del Presidio Modelo de la Isla de Pinos, con sus compañeros moncadistas. Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado/ Fidel Soldado de las Ideas, 15 de mayo de 1955.

Fuentes:

http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2017-05-15/las-rejas-que-el-pueblo-abrio-al-futuro/
http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/05/15/fidel-ante-salida-de-presidio-modelo-los-despotas-pasan-los-pueblos-perduran/#.WRokuGh97IU