ilişkilerinde bir mola olarak değerlendirecekleri alternatifler yerli porno üzerinde duran çiftlerin karşısına internet üzerinde fantezileri xnxx gezinirken haftalık eş değiştirmede aracılık yapan bir swinger brazzers topluluğu çıkar Heyecanla oraya katılıp neler yapıldığını sormak rokettube isteyen çiftler ile aynı anda orada olan diğer çifti yan yana hd porno oturtan swinger müdürü onlara işleyişi anlatır ve bir hafta hd porno boyunca eşlerini değiştirerek zaman geçirmelerini söyler xnxx Adamlar seve seve yataklarına başka bir kadın alıp ateşli ve japon porno dimdik bir sikiş yapacağından emin olsalar da kadınlar hd porno biraz çekimser davranırlar Kadınlar ister istemez kocalarını redtube kıskanıyor olsa da kendileri de hayatlarında ilk kez başka bir brazzers adamda gönüllü şekilde seks yapacak olmanın heyecanını yaşadıklarını xhamster gizleyemezler Fakat bu haftalık eş değiştirme olayını amatör kamera youporn ile çekim yapma zorunlulukları olduğu için daha heyecan verici brazzers bulan kadınlar istişare sonrasında bunu kabul ederler

Cultura
Typography

“Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal” José Martí.



José Julián Martí Pérez nació el 28 de febrero de 1853 en La Habana. Hijo de Mariano Martí y Navarro, quien fue sargento primero del Real Cuerpo de Artillería, oriundo de Valencia España, y Leonor Pérez y Cabrera, nacida en Santa Cruz de Tenerife, Islas Canarias.

Sus estudios los realizó en el Colegio San Anacleto de Rafael Sixto Casado, en el Colegio San Pablo de Rafael María Mendive y en el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana. Estudió dibujo Elemental en la Escuela Profesional de Pintura y Escultura.

Desde su temprana juventud Martí demostró su interés no solo por la poesía y la literatura, sino por la política y en especial por la independencia de su Cuba natal. El 21 de octubre de 1869 fue encarcelado y acusado de desertor; el 4 de marzo de 1870 es condenado a 7 años de cárcel los cuales fueron substituidos por el destierro a la isla de Pinos, conocida también como Isla de la Juventud.

El 15 de enero de 1871 por gestiones de su padre cumplió su condena en España. Durante su exilio estudió licenciatura en Derecho Civil y Filosofía y Letras, en las universidades de Madrid y Zaragoza. Paralelamente a sus estudios publicó “El presidio político en Cuba”.

En 1873 publicó el libro “La República Española ante la Revolución Cubana” y posteriormente en el año 1875 inicia una serie de viajes por ciudades como París, Nueva York y Veracruz. Ese mismo año conoció a la que sería su esposa, Carmen Zayas Bazán.

Martí se destacó como periodista trabajando en la “Revista Universal” y “El Federalista”, se desempeñó también como abogado y como profesor en la Escuela Normal Central de Guatemala.

Durante más de dos años se vio obligado a permanecer en la clandestinidad en La Habana, y en 1877 regresó a México para contraer matrimonio con Carmen Zayas; en 1878 nace su hijo José Francisco.

Motivado por su idea de liberar a Cuba del dominio colonial español, inicia el trabajo conspirativo el cual tenía como principal objetivo la independencia de Cuba; el trabajo requería del agrupamiento y dirección de un destacamento de hombres y mujeres, de dicha necesidad funda el Club Central Revolucionario Cubano siendo nombrado su Vicepresidente.

El 17 de septiembre de 1879 nuevamente es detenido y acusado de haber participado en el levantamiento que se dio en las proximidades de Santiago de Cuba entre los días 24 y 25 de agosto del mismo año. Este hecho le valió ser deportado por segunda vez a España; pero su lucha no terminó ahí. Movido por su espíritu independentista viaja al año siguiente a Nueva York donde es nombrado vocal y presidente del Comité Revolucionario Cubano de dicha ciudad.

Ya para las décadas de los 80 y 90, el luchador social había ganado reconocimiento en el área del periodismo por una serie de artículos y crónicas publicadas en los periódicos “Opinión Nacional”, de Caracas; “La Nación”, de Buenos Aires, y “El Partido Liberal”, de México.

José Martí no solo se destacó por ser luchador social, sino también como poeta, ensayista, periodista, diplomático de varios países, políglota, crítico de arte y literatura, profesor de literatura alemana, italiana, francesa y de historia de la filosofía.

El 2 de octubre de 1884 inició su colaboración en el plan insurreccional Gómez-Maceo, pero renunció a este ya que no estaba de acuerdo con los métodos empleados.

En 1887 crea una comisión ejecutiva de la cual fue presidente y a su vez encargado de dirigir las actividades organizativas de la misma.

De Martí se reconoce también sus aportes en la creación de las bases y redacción de los estatutos del Partido Revolucionario Cubano. Una vez conformado el Partido, fue elegido ese mismo año como su delegado; fundando paralelamente el periódico “Patria”, órgano oficial del Partido.

Inmediatamente inicia una gira internacional con el objetivo de conseguir apoyo político y económico para la guerra de independencia; creando como estrategia el Plan Fernandina, el cual proponía una lucha corta, que no implicara mayor desgaste y pérdidas para los cubanos.

El 8 de diciembre de 1894 se crea “El Plan de Alzamiento de Cuba”, redactado por Martí y los coroneles Mayía Rodríguez y Enrique Collazo.

El movimiento Fernandina fue rápidamente descubierto y sus bienes fueron incautados por el régimen, pese a ello, decidió continuar la ruta marcada.

Ante el fallido intento del movimiento, Martí parte a República Dominicana para encontrarse con Máximo Gómez con quien firma “El Manifiesto de Montecristi” el 25 de marzo de 1895. Esta sería la nueva estrategia de guerra; es así que ambos líderes viajan a Cuba el 11 de abril del mismo año con el objetivo de preparar y dar inicio al levantamiento, y firmó la circular “Política de Guerra”, estrategia que se seguiría en el comunicado “Circular a los jefes y oficiales del Ejército Libertador”.

Martí murió el 19 de mayo de 1895 combatiendo las tropas españolas durante la batalla librada en la provincia de Dos Ríos. Su cadáver fue reconocido y trasladado a Remanganaguas donde fue sepultado el 27 de mayo.

José Martí es recordado por su valioso aporte a la política y en especial a la lucha de independencia y la literatura latinoamericana, con obras como “La edad de oro”, “Nuestra América” e “Ismaelillo”.

“Ya no podemos ser el pueblo de hojas, que vive en el aire, con la copa cargada de flor restallando o zumbando, según la acaricie el capricho de la luz, o la tundan y talen las tempestades; ¡los árboles se han de poner en fila para que no pase el gigante de las siete leguas! Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes.”

Martí fue un luchador social adelantado a su época y el último líder de la guerra contra el colonialismo clásico europeo.

Hoy la preocupante situación de los Pueblos del continente americano producto del salvaje modelo neoliberal y del manto del fascismo que pretende cubrirla, nos debe conminar a reproducir el pensamiento económico latinoamericanista y antiimperialista de este revolucionario.

Finalmente, hablar de José Martí es hablar de amor y libertad, de igualdad y esperanza, de modernidad, pero ante todo, de revolución.

Bogotá, D.C., Enero 28 de 2020