Cultura
Typography

(Extractos) Un profesor que se tira por la ventana del aula en medio de un examen y frente a sus alumnos. Unos adolescentes que parecen salidos del Pueblo de los malditos (…) A priori, “La última lección”, del escritor y director francés Sebastien Marnier guarda elementos de sobra para intrigar al espectador (…)



El terror ecologista ha pasado de la sección de “catástrofes ambientales” en los ya casi extintos videoclubs de barrio, con títulos tan vergonzantes como Waterworld o El día de mañana, a convertirse en un elemento más que amenaza, desde las sombras, nuestra vida cotidiana, en cintas que podemos encontrar fácilmente en plataformas online (…)

Marnier ejemplifica este calmoso fin del mundo a través de un grupo de jóvenes dibujados de una manera que se ha tildado de “zombie”, pero que también podría ser vista como “asperger” en homenaje a la protagonista adolescente de la lucha contra el cambio climático, Greta Thunberg: increíblemente inteligentes, centrados y responsables, pero con dificultades para socializar.

Así son los protagonistas de “La última lección”. Jovenzuelos militarizados por iniciativa propia para aguantar las posibles secuelas de la guerra climática.

Una actitud que contrasta con el personaje de Pierre, interpretado por Laurent Laffite. Un joven y atractivo profesor que cae en la paranoia provocada por sus extravagantes alumnos. Pierre sigue a escondidas al grupo de adolescentes para descubrir sus intentos por dejar testigo de la locura del mundo en cintas escondidas en cajas negras de aviones, donde no podrán ser destruidas (…)

“La última lección”, basada de manera libre en la novela “La hora de salida” (2002), de François Dufossé y mención especial del jurado en el Festival de Sitges de 2018, da forma a los miedos adolescentes de esta nueva generación que ha nacido bajo la amenaza del fin del mundo.

También es una reflexión sobre el acoso y el terror psicológico de unos niños que saben que no pueden confiar su futuro a aquella generación que ha destrozado toda opción de supervivencia (...)

El mensaje, entonces, queda claro: el fin del mundo se acerca, y podría ocurrir…. hoy mismo.

13 de febrero de 2020

Adendum:

Millones de niños y niñas en todo el mundo han empezado a salir a las calles a exigir a sus gobiernos que tomen medidas efectivas para detener el calentamiento global.

La loca carrera en busca de ganancias en la “lógica” productivista y mercantil del sistema capitalista/industrial nos lleva a un desastre ecológico de proporciones incalculables que amenaza con aniquilar la Vida Humana.

El verdadero responsable del cambio climático es el capitalismo, cuya lógica de funcionamiento explica que se haya convertido en una fuerza que destruye la naturaleza, lo que se puede resumir en las siguientes seis razones:

1º La acumulación capitalista crece en forma exponencial e ininterrumpida en la búsqueda insaciable de ganancias. Para obtenerlas explota intensivamente a los trabajadores y el medio ambiente, sin interesarle si se destruyen otras formas de vida, o si se acaba con los limitados recursos del planeta.

2º Para obtener mayores ganancias el capital rebasa las fronteras nacionales y se expande por el mundo en búsqueda de fuentes de materias primas, trabajo barato y nuevos mercados de inversión y consumo. Esa expansión tiene como motor la competencia desenfrenada de capitales, que primero compiten a escala local y luego en el mundo entero.

3º El capitalismo busca ganancias en el corto plazo, sin importarle los tiempos de recuperación de la naturaleza, solo le importan los tiempos del capital y los negocios. Como consecuencia aniquilan los ecosistemas, tal y como lo evidencian la explotación mineral y de hidrocarburos.

4º Para conseguir el incremento de ganancias en forma permanente se produce un crecimiento ininterrumpido de las fuerzas productivas-destructivas, lo que se expresa entre otras cosas en el desarrollo de la tecnociencia, que lleva a inventar tecnologías más potentes, y que consumen mayores cantidades de materia y energía.

5º Se estructura una jerarquía de valores que exaltan la competencia, el individualismo, el egoísmo, la codicia, la sed de ganancias, el consumismo, la explotación de otros seres humanos, como propias de la “naturaleza humana”. Esos anti-valores son inculcados desde la escuela, y por los medios de comunicación, lo que "legitima" al capitalismo, para que sea visto como "el orden natural de las cosas", y un "sistema inmodificable, eterno e insustituible".

6º La producción de mercancías obliga a su consumo, para poder obtener ganancias. Esto conduce a impulsarlo creando necesidades artificiales e innecesarias.

Por esto el capitalismo es insostenible a corto plazo, y si no lo detenemos acabará con toda forma de vida, incluyendo la Vida Humana.

Video:

La última lección - Trailer español (HD
https://www.youtube.com/watch?v=KOqY9YOPT4k

Fuentes:
https://www.climatica.lamarea.com/la-ultima-leccion-combies-adolescentes-ecologia-estilo-indie/
https://www.pacocol.org/index.php/noticias/internacional/10546-greta-thunberg-australia-y-el-cambio-climatico