Cultura
Tipografía

Ayer 9 de mayo se realizó en la Universidad Pedagógica de Bogotá, la proclama “Por la vida y la Memoria” en homenaje a los líderes y lideresas sociales asesinados.



La programación desarrolló:

·      Biodanza: Nuestro cuerpo como territorio de memoria
·      Galerías de la Memoria
·      Siembra por la esperanza
·      Palabras andantes por la vida, la memoria y la libertad. Conversatorio y Celebración Ecuménica.
·      Cantares por la vida: Yela Quim & La Gracia

La Proclama es dedicada:

“A la memoria viva de una nación que hoy quiere transitar de los dispositivos de la muerte impuesta a los principios de la Vida Digna” (…)

“Muchos rostros sin nombre, muchos nombres sin vida, dibujan, retratan, representan un país que no cesa de exigir el Derecho a la Vida” (…)

“La formación de ciudadanías realmente democráticas implica que las políticas educativas, los proyectos pedagógicos y las lecciones tengan coherencia con la defensa a la Vida Digna, con la memoria comprometida, y con principios éticos que desnaturalicen la muerte violenta y hagan suyo el respeto por la Vida” (…)

“Son los líderes y lideresas sociales quienes en sus acciones sindicales, comunitarias, artísticas, ambientalistas, en suma en defensa de los Derechos Humanos, nos han entregado lecciones de Dignidad para lograrlo, sólo que nos hemos hecho sordos a sus palabras, a sus acciones y a su existencia”.

“Por ellas y ellos seguimos andantes con sus rostros, sus canciones, sus poemas y sobre todo sus enseñanzas de dignidad.

"Para ellas y con ellos nos declaramos en proclama por la Vida y la Memoria, porque como bien nos enseñan nuestras comunidades indígenas si el sol no las excluye, nosotros tampoco lo haremos”.

“Para hoy, para mañana, para nuestro porvenir, decimos:

“¡Nunca más! Permaneceremos indiferentes a la ignominia; exigiremos que nos enseñen la Historia del dolor para no producirlo, ni permitirlo.

“¡Nunca más! Olvidaremos nuestro pasado; construiremos nuestro futuro y accionaremos nuestro presente con los legados de resistencia ética".

“¡Nunca más! Empeñaremos nuestra educación; la exigiremos como un derecho fundamental, universal y gratuito para todos".

“¡Nunca más! Seremos carne de cañón; apuntaremos siempre en dirección a la Vida y a la Esperanza".

“Necesitamos seguir insistiendo, trabajando, amando, con lo que somos, lo que tenemos, la palabra, las palabras.
 
Palabras como caracolas para que la música de la esperanza no se suspenda, no la exilien, no se vuelva escombro” (…)

“No queremos más olvido. No queremos liturgias de la reconciliación sin reparación, sin políticas de memoria que dignifiquen a las víctimas, a los sobrevivientes, a los allegados”.
“Por la vida: un campanario de sueños.

Por la libertad: un pájaro pintor de mariposas. Por la memoria: un libro y un abrigo de libertad.
Somos memoria y proyecto”.

Fuente:
https://prensarural.org/spip/spip.php?article23049