Cultura
Tipografía

El cambio climático es cada día más evidente: las lluvias son cada vez más torrenciales y las sequías son más severas. En Colombia se  acelera el proceso de deshielo en las Sierras nevadas de Santa Marta y del Cocuy, poniendo en riesgo el abastecimiento de agua para miles de personas, y en el mundo se reducen cada vez más los hielos polares.



“El capitalismo es como el aprendiz de brujo: ha invocado y ha reunido unos poderes que se han descontrolado salvajemente y que ahora amenazan con destruirnos […] Si no actuamos ahora, todo parece indicar que el capitalismo será nuestra tumba”. Terry Eagleton.

El cambio climático amenaza la propia existencia de los seres humanos sobre el planeta, pero en su arrogante ignorancia, apenas dos meses después de ocupar el cargo, Trump firmó una orden ejecutiva con media docena de medidas para impulsar la producción de energías fósiles,  poniendo en marcha el desmantelamiento de todas las medidas para reducir las emisiones de gas invernadero, y la dependencia de energías contaminantes, revirtiendo el tímido plan de Obama para mitigar el cambio climático.

Que hay detrás de este absurdo? El afán de ganancia, el afán de enriquecimiento de un grupo de capitalistas, por ello asegura que intenta “aumentar la independencia energética de la nación, y estimular la creación de empleos” dando mayores ganancias a las empresas beneficiadas, sobre todo aquellas que producen carbón, gas y petróleo.

Expertos y grupos ambientalistas han cuestionado ya, la afirmación de que revertir las políticas de  Obama  propiciará la independencia energética o una mayor creación de empleos.

Trump, en su ignorancia criminal, cree que el cambio climático no es más que un “invento de los chinos para arruinar a Estados Unidos”, y pone en duda la evidencia científica que corrobora su existencia y sus consecuencias.

Pero la evidencia del cambio climático es creciente: el IDEAM ha advertido que en 20 años podrían desaparecer los casquetes de hielo de las cumbres de Colombia, su director Omar Franco señala:

"La Sierra Nevada de Santa Marta a finales del siglo XIX contaba con más de 83 kilómetros cuadrados de masa glacial, después de este periodo de tiempo la pérdida ha sido del 92% en su masa glaciar y nos quedan solo seis puntos, siete kilómetros cuadrados, de masa glaciar"

También la Antártida exhibe una extensión de hielo menor que nunca: “Esto tendrá implicaciones serias para la extensión del hielo del mar ártico en verano así como para el sistema global del clima. Lo que sucede en los polos no se queda en los polos” ha dicho el director del Programa Mundial de Investigaciones Climáticas, David Carlson.

“El ritmo del cambio en el Ártico y los cambios resultantes en patrones de circulación atmosférica más amplios, que afectan al clima en otras partes del mundo, están llevando la ciencia del clima a sus límites”.

Casi la mitad de los bosques del planeta han desaparecido, las fuentes de agua subterránea se agotan rápidamente y la biodiversidad está profundamente deteriorada.

Cada día que pasa las regiones más pobres y pobladas del planeta se ven amenazadas por una amplia gama de peligros naturales, como huracanes, olas de calor y frío, sequías e incendios forestales, precipitaciones intensas, inundaciones y deslizamientos de tierra, tormentas de arena y polvo y la contaminación del aire.

En el año de 2016 se presentaron 301 desastres (terremotos, inundaciones, ciclones, tifones, huracanes…) en 102 países del mundo, con un aproximado de 400 millones de personas directamente afectadas.

El país más golpeado fue la India, con 331 millones de damnificados. Le siguen China, Etiopía, Malaui, Haití,  Somalia, Zimbabue, Sudán del Sur, Vietnam, Cuba y Bangladesh.

La mitad de estos desastres fueron inundaciones, motivadas por intensas lluvias, terremotos, sequias e incendios. Estos acontecimientos, en la mayor parte de los casos, tienen un origen que no es natural, puesto que son tragedias originadas por el cambio climático, la extracción desmedida de bienes naturales, y la deforestación.

En este caso el término “natural” se emplea para ocultar la responsabilidad del capitalismo, y presentar las desgracias que genera como si fueran producto de fuerzas externas e incontrolables.

“El capitalismo es una fuerza geofísica global, eminentemente destructora,  su carácter devastador es de tal dimensión que puede catalogarse como un nuevo meteorito, pero de origen social, similar al meteorito que se estrelló contra el Golfo de México hace 65 millones de años y que produjo la quinta extinción de especies y arraso con el 90 por ciento de la vida que por entonces existía en la tierra” (Walter Álvarez).

No hay duda que esta decisión del nuevo asesino en Jefe del Imperio, es un grave revés en el largo camino que la humanidad ha tenido que recorrer para reconocer que el cambio climático es una realidad, que sus consecuencias son un problema grave que ya está afectando el bienestar de las comunidades, especialmente aquellas que no cuentan con la estructura, ni con los recursos necesarios para garantizar la sostenibilidad de sus territorios.

Como acertadamente señala Renán Vega Cantor “El meteorito de nuestro tiempo se llama capitalismo” .

http://prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=74358&SEO=trump-echa-abajo-politica-de-obama-sobre-energias-limpias

http://internacional.elpais.com/internacional/2017/03/28/estados_unidos/1490726610_971217.html

http://noticias.caracoltv.com/colombia/no-solo-es-la-sierra-nevada-de-santa-marta-la-del-cocuy-tambien-esta-en-peligro-por-el-deshielo

http://www.eltiempo.com/vida/ciencia/el-cambio-climatico-en-la-presidencia-de-donald-trump-37934

http://noticias.caracoltv.com/colombia/en-20-anos-podrian-desaparecer-casquetes-de-hielo-en-cumbres-de-colombia-advierte-ideam

http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/02/28/se-reducen-cada-vez-mas-los-hielos-polares/#.WLaQOTt97IU

http://www.rebelion.org/docs/223396.pdf

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=222207