Cultura
Tipografía

«La Revolución fue una utopía que se convirtió en una realidad en el mundo. Y esa utopía que se convirtió en realidad tiene que convertirse en una utopía de equilibrio para el mundo» aseguró Michelangelo Pistoletto artista y teórico del arte italiano.



Nacido antes de la Segunda Guerra Mundial, a los 14 años empezó a trabajar en el estudio del padre, que era pintor y restaurador de cuadros. Su obra está en importantes museos y galerías del mundo y fue expuesta en el Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba.

Considerado uno de los principales representantes del Arte Povera, es un humanista, un hombre de pensamiento, que se sirve del arte para transformar la sociedad, que parte de la crítica para proponer un cambio, porque «el arte es también política, educación, economía. Es también sociedad», «El artista debe tener la capacidad de transformar no solo el producto artístico sino también la sociedad porque el arte forma parte de la vida».

Ha contado que en noviembre de 2015 fue recibido por Raúl Castro: “Le hablé del símbolo del Tercer Paraíso y se lo hice. Le expliqué el concepto y cómo a través del mismo intento mostrar que en el centro existe el equilibrio, la toma de responsabilidad”.

“Cuba puede ser el laboratorio para este posible cambio del mundo” (…) “pienso que este país tiene que ser un punto de repartida. De volver al inicio, porque no se pueden olvidar 60 años de historia y de resistencia”.

«El Tercer Paraíso es el símbolo de la creación y el equilibrio. Partí del símbolo del infinito para crear uno nuevo, un símbolo que tiene un círculo en el centro y es ahí donde deposito, de manera conceptual, el equilibrio, el respeto. Es ahí donde el infinito se vuelve finito.

«Mi interés es desarrollar lo que significa ese símbolo que es el equilibrio en la economía, la política, la educación, porque todos esos sectores son los que conforman la vida de las personas. Quiero encontrar el nuevo equilibrio de las puertas opuestas en el mundo, desarrollar la política del equilibrio»

“Soy un hombre de utopías pero también de realidades. La utopía es importante porque significa imaginar lo que todavía no existe. Pensar en eso. Pero tiene que convertirse en un proyecto, en una realidad”.

Arte Povera en italiano significa “arte pobre“. Surgió en Italia en 1967. Bajo esta denominación se integran actividades artísticas muy variadas, pero que, en general,  se caracterizan por un común denominador, el hecho de que las obras se hallan constituidas por “materiales pobres”, algunas veces materiales inusuales en el ámbito de la pintura.

Con materiales muy fáciles de obtener, sacados de la basura o directamente de la naturaleza, como un trozo de madera, hojas secas, rocas o, por ejemplo, unas tijeras estropeadas y oxidadas se construye una obra de arte. Supone un rechazo a la industrialización del mundo y un regreso a la estética primitiva, pero a través de un sello personal e indiscutible.

El crítico y curador Italiano Germano Celant, acuñó el término “arte povera” para articularlo teóricamente e inscribirlo en la cultura del mundo moderno con regulares muestras, tanto colectivas como individuales.

Se inspiró en uno de los conceptos teatrales del dramaturgo polaco Jerzy Grotowsky, para describir un nuevo arte libre de la mediación e imposiciones de las construcciones lingüísticas y culturales.

Fuente

http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2016-11-19/michelangelo-pistoletto-cuba-es-el-punto-de-partida-para-cambiar-el-mundo/

https://www.ecured.cu/Arte_povera

http://www.20minutos.es/noticia/213415/0/Expresion/materiales/pobres/