DDHH
Typography

Cristian Delgado, encargado de la comisión nacional de derechos humanos de Marcha Patriótica, dice que “a la fecha han asesinado a 133 compañeros […] en todo el país”.

Desde su comienzo en 2012, el movimiento político y social Marcha Patriótica (MP) ha venido denunciando las persecuciones, estigmatizaciones y asesinatos que ha padecido. Sin embargo, las denuncias y responsabilidades de estos hechos en su mayoría han quedado en la impunidad. Estos barbáricos actos son similares a los ocurridos a mediados de la década de 1980 y hasta ya avanzada la siguiente. Los miembros de la Unión Patriótica (UP) fueron sometidos por parte de las fuerzas del Estado y paramilitares a un genocidio político; una práctica sistemática, dirigida contra sus integrantes, que hoy vuelve a preocupar a la sociedad colombiana.



Hoy al igual que ayer, los tambores de la guerra suenan y esta vez se enfilan de nuevo contra una parte de la izquierda y el pensamiento crítico, hacia cientos de colombianos que han tenido en común la construcción de paz con justicia social, todos ellos integrantes de diferentes organizaciones sociales que convergen en MP.

Los crímenes denunciados han tenido como autor principal al paramilitarismo y agentes del Estado, que se niegan a dejar sus viejas prácticas. Su actuar ha sido respaldado con una política que niega constantemente esta realidad, queriendo ocultar su convivencia a nivel nacional. Los paras nunca abandonaron los territorios sino que mutaron en estructuras más complejas, que mantienen sus acciones, de amedrentamiento, amenazas, asesinatos y desplazamientos, contra los líderes y organizaciones sociales.

Al respecto, el ministro de defensa Luis Carlos Villegas ha mantenido la versión de que no se ha podido probar la sistematicidad de los asesinatos a los líderes sociales en el país, pues estos son problemas de vecinos y delincuencia común. Además de esto culpó al ELN de algunos hechos contra líderes sociales. Por su parte esta guerrilla negó estas acusaciones y manifestó que “En aras de la verdad, a la que tiene derecho el país y la comunidad internacional, frente a los graves hechos que se vienen presentando, por el nuevo genocidio que está en curso, le solicitamos contribuir con una actividad investigativa y de verdad frente a las temerarias acusaciones”. Así mismo pidió a la ONU que investigue.

Por su parte, la ONU entregó en su informe anual cifras alarmantes que dan cuenta de 389 ataques miembros de organizaciones sociales, 59 homicidios y 210 amenazas que en algunos casos fueron colectivas. Entre otros hechos también se habla de la violación de la privacidad.

En medio de este panorama, MP ha decidido presentar el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. En ese sentido se van a poner en contexto los casos de violación de los derechos humanos en el país y se van a pedir medidas cautelares.

Gráfica pie de foto.- Cristian Delgado, encargado de la comisión nacional de derechos humanos de Marcha Patriótica.