Economía
Tipografía

Estudios sobre relaciones cambiarias con el "dólar today" y el "dólar de Cúcuta" ayudan a entender parte de la afluencia migratoria desde Venezuela hacia Colombia.



Por qué "pasar de Guatemala a Guatepeor" no siempre es así.

Al finalizar la tarde de este jueves, la página de DolarToday marcaba el precio del dólar paralelo en un escandaloso número -18 982,93 bolívares-, y a la par publicaba una nota titulada: “La peor crisis económica de la historia, el tipo de cambio paralelo perdió el techo”. Mientras, el llamado “dólar Cúcuta” fijaba un rango aún mayor.

La explicación de este escenario, según el economista y profesor del Centro de Políticas Públicas del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), José Manuel Puente, es “la confluencia de un sector externo al borde del colapso, un esquema cambiario errado y particularmente las consecuencias políticas y económicas de lo que significó el proceso electoral del 30 de julio”.

Pero, ¿es realmente así? ¿Quién está detrás de DolarToday y de esta alza especulativa? ¿De dónde obtiene esta plataforma los bolívares para disparar el precio de la moneda estadounidense y devaluar la moneda local?

No es secreto, ni para los economistas neoliberales, que detrás de este juego especulativo no median variables reales, sino políticas que simulan a conveniencia la economía e impactan en el venezolano común.

Un ejemplo de que DolarToday funciona como un péndulo que basa sus movimientos en las leyes de la gravedad y no en variables de la realidad, es la distancia entre sus anuncios y los precios petroleros, que se recuperan progresivamente. Esto por sí solo debería echar por tierra la teoría de la “falta de divisas” como causa del aumento del paralelo. Si sube el precio del barril, no debiera caber duda alguna que poco a poco el Estado está recuperando su capacidad de ingresos.

Pero no. Con DolarToday no funcionan los hechos factuales, ni las leyes de la física (lo que sube baja y viceversa), ni las reglas del sentido común. Analistas de izquierda y de derecha han intentado explicar este contrasentido: “Dólar Today es un proyecto económico para generar una especulación galopante contra la economía venezolana”, afirma el economista Jesús Faría. El presidente de la firma Datanálisis, de tendencia opositora, Luis Vicente León, añade que en momentos de contención del alza especulativa, como la que se produjo al sacar de circulación el billete de 100 bolívares, “son bajadas para coger impulso”.

¿Cómo se puede, bajo la ilógica de DolarToday, que el dólar paralelo dé saltos de rana y logre transformar el fluctuante dólar guarimbero -con el que se sufragan las protestas violentas- en dólar perpendicular -que sube en línea recta-? ¿Cómo se las arregla esta plataforma para anunciar cambios todos los días, incluidos los fines de semana, cuando no hay actividad bancaria en ningún lugar del mundo?

Dinero inorgánico en circulación

Una teoría para este significativo escalamiento del precio es que alguna entidad financiera local genere crédito inorgánico, aquel que emiten entidades monetarias sin que exista un respaldo adecuado. Aunque es una jugada bastante riesgosa para el banco que se preste a tal actividad, esta pudiera ser una explicación.

Es peligroso porque en la memoria del venezolano están frescas las consecuencias de la crisis financiera de 1994 y de 2009, que liquidaron a decenas de bancos. El proceso de insolvencia masiva afectó en 1994 a casi un tercio de la banca privada comercial y provocó la desaparición de algunas de las entidades financieras más emblemáticas y el colapso del sistema económico privado de este país.

En el 2009, los banqueros tomaron los fondos de los ahorristas para comprar empresas, hacer colocaciones, emitir bonos, notas estructuradas y otros negocios extremadamente riesgosos.

Cuando varios de estos bancos de cierta importancia en el país no pudieron cumplir con sus obligaciones frente a sus clientes, lo que incluye la disponibilidad de fondos de depósitos y prestamos a personas, empresas, seguros e incluso otros bancos e instituciones financieras, se presentó la debacle bancaria. A diferencia de la crisis de 1994, donde fueron auxiliados los bancos para reflotarlos, el gobierno del Presidente Hugo Chávez, consciente de la delicada situación económica con expresiones sociales y políticas, anunció la intervención de cuatro entidades bancarias.

En otras palabras, emitir a tontas y locas dinero inorgánico conlleva al desastre asegurado, pero no es imposible que ocurra. En diciembre pasado, el Presidente Maduro ordenó retirar la circulación de billetes de 100 bolívares, que habían sido masivamente extraídos de la economía venezolana por ser objeto de una devaluación masiva inducida y articulada en una operación en la que participó DolarToday.

Entre el 11 de noviembre y el 17 de diciembre de 2016, la relación entre la cifra anunciada por DolarToday y el cambio implícito, es decir, el que resulta de dividir la liquidez entre las reservas internacionales, era de 6 unidades. Tras la decisión de retirar los billetes de 100 bolívares, esta relación bajó 3-4 puntos como promedio.

Como se puede observar en esta gráfica, pareciera que se está reeditando ahora una operación especulativa similar a la que DolarToday ejecutó a fines de 2016. El pico más alto de diciembre coincide con la perpendicular de este viernes, 4 de agosto, en el gráfico que muestra la relación dólar paralelo-cambio implícito:


Recientemente, fueron sometidos a investigación directivos de 100%Banco, entidad bancaria vinculada al financiamiento de las protestas violentas en Venezuela y que podrían estar vinculados a operaciones de crédito inorgánico. Hay evidencias, además, de la venta de divisas en el mercado negro, negocio ilícito en el que estarían involucrados individuos que reciben adjudicaciones en dólares del Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom).

Un reportaje del diario colombiano El Estímulo reseña la utilización de cuentas del Banco Venezuela para participar en la subasta de Dicom, acceder a la divisa y luego, revenderla a un precio más alto que el adjudicado oficialmente. Según el periódico,

    “el venezolano que tenga 3 ó 4 bolívares de más va a buscar la manera de ahorrarlos al menos en un billete de a 5 o 10 dólares que representan una cantidad importante de bolívares a la vuelta de unos días”, gracias a la actividad especulativa de Dólar Today.

Si se consultan las adjudicaciones a personas naturales en el Dicom, llama la atención que el 30% de estas se han asignado a residentes de Táchira.
Dicom vs Dólar Today

Para poner freno a tan brutal especulación surge el 26 de mayo de 2017 el Dicom. El Presidente Nicolás Maduro informó cuál es el objetivo de este instrumento financiero:

    “el nuevo Dicom va a funcionar como sistema de subasta, y va a permitir en esta nueva etapa que estabilicemos al máximo, todo ese campo de la especulación de la guerra económica, del sistema de divisas venezolana.”

Hasta hoy, el Dicom ha realizado 11 subastas y ha adjudicado a personas naturales y jurídicas venezolanas unos 300 millones de dólares.

Suponiendo que de los 54 millones de dólares otorgados a personas naturales, la mitad vaya al mercado paralelo a la tasa de DolarToday, se necesitan 257 mil millones de bolívares para respaldarlo. Eso supone la cuarta parte del impuesto sobre la renta recaudado en el 2016 por el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria de Venezuela (SENIAT).

¿De dónde puede sacar DolarToday ese monto? ¿De dónde salen los casi 19 mil bolívares por cada dólar que anunciaron este jueves? ¿Miente o es cómplice del fraude de alguna entidad financiera venezolana?

Red58 cree que la respuesta más probable es que si el número de DolarToday se dispara, es porque a los operadores de la página les da la gana.

Así de simple.

Red58