Economía
Tipografía

Sin sanciones de EEUU o de la Unión europea, sin boicot arancelario, sin empresarios provocando desabastecimiento y, sin tener a toda la prensa mundial en contra, como sucede en Venezuela, Argentina está a punto de quebrar gracias única y exclusivamente a la política neoliberal de Macri.



Los datos económicos confirman el hundimiento de su economía.

Mientras se anunciaba que el gobierno iba a recibir un adelanto de 3 mil millones de dólares por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), el ministro de Hacienda admitió que este año la economía caerá un 1 por ciento.

Suben la inflación, el dólar y el “riesgo país” y bajan los salarios: desde que Macri llegó a la presidencia el poder adquisitivo del salario se ha desplomado en un 8 por ciento.

En lo que va del 2018 el déficit de la balanza comercial suma 5.867 millones de dólares, y la devaluación aumentó en un 70%.

La falta de dólares es consecuencia de una política basada en la desregulación de las importaciones, del sistema financiero, y de los precios de tres factores importantes de la economía Argentina: el dólar, las tarifas y los combustibles.

Macri profundizó el déficit externo y el déficit fiscal bajándole los impuestos a los sectores más poderosos, (un camino por donde pretende caminar en Colombia Iván Duque) y esto fue cubierto con endeudamiento externo.

La fuga de capitales se acelera y en el primer semestre del año ya se fugó casi la misma cantidad de dólares que el año pasado. En lo que va de la pésima gestión de Macri se fueron al exterior más de 54 mil millones de dólares, el equivalente al préstamo que el gobierno logró con el FMI.

En el 2001 cuando se sabía que Argentina iba a caer en “default” (*) lo que hizo el gobierno de la Rúa, fue pedir dinero al FMI para que sus amigos pudieran fugarse con los dólares y salvar su dinero. Eso está sucediendo de nuevo con Macri.

La corrupción es generalizada, Paolo Rocca, dueño de Techint, la multinacional de origen argentino y la empresa privada más importante del país admitió que pagó sobornos, aunque dijo que fue en "defensa propia" ante supuestas extorsiones.

El gabinete de Macri se compone, en su mayoría, de los dueños de las principales empresas que operan en el país, las únicas con capacidad de sobornar a funcionarios, jueces y fiscales.

De este modo la burguesía continúa atacando a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner en una vulgar persecución política y personal, que se transmite casi las 24 horas del día en los medios, intentando encubrir que el gobierno de derecha se encuentra en medio de un atolladero.

La crisis económica era inevitable ya que es la consecuencia lógica de un proyecto económico-social fundado en la apertura indiscriminada de la economía, que desprotegió a la industria nacional.

La apertura financiera hizo que el capital especulativo ingresara masivamente aprovechando las altas tasas de interés, generando un endeudamiento externo masivo, fuga de capitales y la destrucción del mercado interno.

La crisis social que vive el país estaba en los planes del gobierno, por eso el perfeccionamiento en las habilidades represivas de las fuerzas de seguridad, el involucramiento de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad interior y los convenios de “cooperación” internacional con EEUU, Israel y Colombia para “luchar” contra el “terrorismo” y el “narcotráfico”.

Lo que no estaba en los planes es que a menos de tres años de gestión el riesgo de catástrofe económica sea tan concreto como inminente, con aumento del desempleo y la pobreza.

Macri y sus secuaces sólo pueden apelar a la protección mediática de sus aliados y aferrarse en el antikirchnerismo irracional para continuar engañando a una parte de la población.

El Partido Comunista de Argentina señala: “el desafío que tiene que afrontar el campo popular es el de articular un frente amplio y unitario con un programa que permita, en primer término, volver a llenar las neveras de los trabajadores, y ello solo será posible con un nuevo gobierno popular que siente sus bases en el antiimperialismo y la recuperación de la soberanía política, económica y científica del país. No hay lugar para medias tintas. La historia reciente de América Latina lo demuestra”.

(*) Default o suspensión de pagos, es una palabra usada habitualmente en finanzas para hacer referencia a una situación en que quien recibió un préstamo no puede pagar su deuda a los acreedores.

Videos:
Vea cómo Macri hunde poco a poco en la miseria a Argentina (+FMI)
https://www.youtube.com/watch?v=7sICtb0JI0A
Vanoli: Crisis actual argentina se debe a medidas impulsadas por Macri
https://www.youtube.com/watch?v=yCtqlTqjYzw
Dólar alto #AltaData | Todo lo que pasa, en un toque - Emisión del 29/08/18
https://www.youtube.com/watch?time_continue=17&v=Ero8o3KaUp4

Fuentes:
http://www.nuestrapropuesta.org.ar/index.php/politica/34-economia/565-macri-hablo-y-el-dolar-se-disparo-3
https://www.aporrea.org/internacionales/n330697.html
https://www.telesurtv.net/news/cristina-kirchner-sobornos-irregularidades-judiciales--20180903-0029.html
https://www.telesurtv.net/news/cristina-fernandez-denuncia-cidh-violacion-derechos---20180828-0031.html