Economía
Tipografía

Más allá del soborno de Odebrecht, la formulación de cargos de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) contra Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez y otros directivos de empresas del Grupo Aval, describe cómo habrían logrado mejorar su posición en la licitación para la Ruta del Sol que ganaron en asocio con la corrupta multinacional brasilera.



En el documento quedan claras las evidencias por las que la Superintendencia decidió abrir formalmente la investigación, lo que está por establecer es si estas serán suficientes para sancionar y con qué montos. Aún no se sabe cuánto tiempo pueda tardar el proceso.

Lo que sigue en el proceso.

Pero estas son cuatro de las perlas que encontró la SIC en el proceso que tiene en apuros al grupo económico más grande del país:

1- El Inco hizo lo que pidió la esposa del vicepresidente de Aval.

La SIC solo vinculó directamente al Grupo Aval por presuntamente haber aprovechado un conflicto de intereses entre María Victoria Guarín, miembro del equipo estructurador de la Corporación Financiera Internacional (IFC), y su esposo Diego Solano Saravia, vicepresidente financiero del Grupo Aval.

A sus filiales Episol y Corficolombiana, filiales de Aval, la SIC las vinculó además en la investigación por el caso de soborno.

La formulación muestra que Guarín envió a tres subgerentes del Instituto Nacional de Concesiones, la entidad que hacía la licitación, y al condenado exviceministro de Transporte y director encargado del Inco, Gabriel Ignacio García Morales, un correo con una lista de modificaciones que había que hacerle a la licitación para que el negocio fuera atractivo para Odebrecht.

En el correo, Guarín dijo que no hacer estos ajustes era un “deal breaker” para la empresa brasileña y presentó seis puntos que se resumen en:

Menores garantías de seriedad, de estabilidad de la obra, de salarios y prestaciones sociales;

Reducir el monto del seguro de responsabilidad civil, que cubre a los terceros ante cualquier daño durante la obra;

Evitar que las garantías de cumplimiento y laborales de las fases de preconstrucción y construcción se cruzaran durante seis meses.

Lo más llamativo es que el Gobierno Uribe hizo todos esos ajustes.

Unos, las garantías de seriedad, de estabilidad y el ajuste al seguro de responsabilidad civil extracontractual, se incluyeron en la modificación de un decreto que regulaba las garantías; los otros tres, las garantías de cumplimiento y laborales y el cruce de los seguros, ajustando los pliegos de la licitación.

La Superintendencia calcula que como resultado de esos cambios la garantía de responsabilidad extracontractual bajó de 104.714 a 34.783 millones de pesos; la de salarios y prestaciones pasó de los mismos 104.714 millones de pesos a 24.845 millones; y la de cumplimiento en la fase de construcción pasó de 240.000 millones de pesos a 49.690 millones de pesos.

Aunque esos ajustes beneficiaban a cualquier empresa que ganara la licitación y no solo al consorcio de Odebrecht y Corficolombiana, para la Superintendencia se hicieron por la presión de Guarín ante el Inco, y fue una forma de beneficiarlos.

Lo irregular, a juicio de la SIC, es que los interesados sí podían solicitar modificaciones a las reglas de juego, como suele ocurrir en las licitaciones, pero para eso debía acudir al Inco directamente y no incidir vía la IFC, donde además estaba el conflicto de intereses que encontró.

También encuentra que Guarín no le compartió las preocupaciones de Odebrecht a los demás interesados, cuando a su juicio ha debido hacerlo para mantener un trato igual frente a ellos.

Sin embargo, por lo menos en la formulación de cargos no presenta pruebas de que la decisión del Inco y la modificación del decreto hayan sido el resultado de la posición de Guarín.

2- El Inco se negó a hacer unos cambios que le creaban más competencia a Odebrecht y Aval.

La Superintendencia muestra otro cambio en las reglas de juego que habría perjudicado a la competencia de Odebrecht y Aval.

En los pliegos iniciales de la licitación se definían los “proyectos de infraestructura” que le servían a los concursantes para acreditar la experiencia que exigía el Inco para darles la obra, e incluía construir oleoductos y sistemas de transporte masivo de pasajeros, pero no metros o ferrocarriles.

La firma de abogados Prieto & Carrizosa y el Grupo Nule (que participó en la licitación) pidieron al Inco incluir entre la experiencia válida la de ese tipo de obras lo que habría abierto las puertas a más competidores.

El Inco se negó argumentando que, ante la complejidad del tramo que estaba licitando, construir la vía de tren o de un metro no era suficiente experiencia. Eso dejó por fuera algunos potenciales interesados, incluyendo a la española OHL, y fue contrario a la decisión que tomó el mismo Inco para las licitaciones del tramo tres de la Ruta del Sol.

La Superintendencia dice que Odebrecht influenció esa decisión.

Lo hace sustentada en un documento llamado “Medidas para la continuidad del proceso” que envió el entonces director de Odebrecht en Colombia, Luiz Bueno, a varios subalternos, en el que dice que la empresa debía influenciar al IFC y al Inco para que no ampliaran esa experiencia a obras del sector ferroviario.

Por ahora falta saber si Odebrecht pudo influenciarlas y cómo, o si la decisión del Inco coincidió con esa intención.

3- Un vicepresidente de Aval quiso ocultar su conexión con Ruta del Sol.

En varias declaraciones a la SIC el actual vicepresidente financiero del Grupo Aval, Diego Solano Saravia, intentó ocultar su participación con el proyecto de la Ruta del Sol.

Eso es relevante dado que su matrimonio con María Victoria Guarín, una de las personas a cargo de la estructuración del proyecto en IFC, origina el conflicto de intereses que encontró la Super.

En su interrogatorio, los funcionarios de la SIC le preguntaron cuál había sido su participación en el proyecto Ruta del Sol, y él respondió que se limitaba a “entender que se estaba participando en el proyecto” y no conocía los detalles.

También hay una carta de Corficolombiana al Inco enviada el 10 de septiembre de 2009 en la que dice que Diego Solano “no ha participado ni participará en los temas relacionados con el proceso licitatorio indicado”.

Pero la Superintendencia encontró correos que muestran que Solano participó desde la estructuración del proyecto.

En algunos Solano le hizo comentarios al memorando de entendimiento (el documento previo a un contrato en el que ya se define que hay una intención de llegar a uno) entre Odebrecht y Episol, la empresa de Aval que se metió en el negocio.

Además, la imputación dice que en el computador de José Elías Melo, presidente de Corficolombiana, hay evidencia de al menos dos almuerzos entre él, Guarín y Solano.

Aunque no hay información sobre los temas de los que hablaron, uno se dio dos meses antes de la publicación de los pliegos de la Ruta del Sol, y la SIC encontró una expresión que a su juicio permite entrever que tenían que ver con el negocio.

En él Melo le reclama a Solano “Tu señora nos canceló. ¿Qué vas a hacer? Que no critique entonces”, dice el correo. Aparentemente, el almuerzo se reprogramó.

En otro correo, a dos de sus subordinados, Melo dice que Solano participó por teleconferencia en una reunión entre él y Luiz Antonio Bueno, exdirector de Odebrecht para Colombia, para cerrar el trato.

En él Melo también cuenta que le dijo a Solano que fuera a cerrar el trato directamente, pero éste respondió que “no era conveniente que él estuviera en esas reuniones”.

Para la Superintendencia, la respuesta de Solano a Melo, al igual que las de su interrogatorio, muestran que el vicepresidente no quería aparecer relacionado a la Ruta del Sol porque quería ocultar el conflicto de intereses.

Como muestra de lo claro que era ese conflicto, la Super muestra el correo de despedida de Melo a Solano, escribe: “Un saludo también a María Victoria, quien en secreto siempre ha sido hincha nuestra”.

Según el expediente, el conflicto era evidente incluso para Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, presidente del Grupo Aval e imputado por supuestamente haber aprovechado el conflicto, igual que Solano.

Una de las pruebas que da la SIC de eso es un cruce de correos después de que un anónimo denunció el conflicto de intereses en una audiencia pública previa a la adjudicación.

Melo le escribió a Sarmiento que la denuncia “no pasó a mayores”, a lo que Sarmiento respondió: “Toca estar listos a que si ganamos uno de los tramos traten de demandar para declarar nula la adjudicación”.

La otra es el testimonio de Melo, en el que asegura que Solano era el contacto entre Luis Carlos Sarmiento Angulo y él para el proyecto Ruta del Sol 2.

La SIC debe ahora demostrar si Sarmiento Junior sabía que su empresa se estaba aprovechando del conflicto de interés o solo supo de la denuncia.

4- El mecanismo de Aval para controlar a Odebrecht era chimbo.

En el documento, la Superintendencia de Industria y Comercio dice que cuando Episol creó un mecanismo para supervisar las decisiones de los brasileños, después de que en Brasil hubieran capturado al dueño de Odebrecht, no crearon un verdadero control sino una apariencia de uno para alejar a Aval de los problemas.

El mecanismo nació en el contrato de transacción que firmaron Episol (empresa controlada por Corficolombiana) y Odebrecht en marzo de 2016, y que María Jimena Duzán denunció como una forma en la que Aval se lavó las manos.

En el contrato Episol logró que Odebrecht, que manejaba la concesión y era en principio la responsable de todos sus gastos, aceptara que había 33.000 millones de pesos de “pagos innecesarios”, como venía denunciando desde 2013 el supervisor del contrato.

Por eso, se comprometió a poner de su bolsillo esa plata y entregársela a la concesión, además de que aceptó que Episol tuviera más funciones en la administración de la concesión. A cambio de eso, las dos empresas debían guardar la confidencialidad de todo el lío.

Al mes siguiente incluyeron en ese contrato un mecanismo extra para que un gerente de cada tramo revisara y avalara las facturas que entraban antes de que la concesión las pagara. Si encontraban alguna irregularidad, debían pasarlas al Comité de Conformidad, compuesto por funcionarios de Odebrecht y de Episol, para que los dos socios conocieran el problema y decidieran conjuntamente.

Ese mecanismo resultó “chimbo”, según el testimonio del supervisor, Jorge Enrique Pizano Callejas. Dijo que aunque una funcionaria llevaba las irregularidades, en el Comité nunca se prendieron alarmas.

“Eso era un saludo a la bandera”, declaró Pizano ante la Super, “no sé por qué la Junta Directiva no exigió que se cumpliera ese compromiso”.

Para la Superintendencia, eso hace difícil creer que las empresas de Aval fueran víctimas de Odebrecht.

“Desatendieron, incluso de manera sistemática, las advertencias sobre irregularidades que les informaba el funcionario que vincularon con ese exclusivo propósito”, dice el expediente.

La Superintendencia duda de que empresas “de amplísima trayectoria en los mercados”, como Corficolombiana y Episol, le robaran dinero al menos durante cuatro años sin que se dieran cuenta, sin que tomaran medidas que sirvieran y sin que avisaran a las autoridades.

Ese es uno de los argumentos para vincular a las dos empresas en la investigación por el cargo de soborno.

Foto: REUTERS

Videos:

SIC elevó cargos a ejecutivos del grupo Aval y Corficolombiana por caso Odebrecht | Noticias Caracol
https://www.youtube.com/watch?v=TpO0BHIKH6g
Rueda de prensa: Las trampas del Fiscal Martínez en Odebrecht-Grupo Aval
https://www.youtube.com/watch?v=61UGm1jGGvM
Ley 1882 autorizó que Odebrecht y Grupo Aval se embolsillen otros $400 mil millones: Robledo
https://www.youtube.com/watch?v=BtUnB5T0nwg
Grupo Aval: Corficolombiana es una víctima de Odebrecht
Https://www.youtube.com/watch?v=Vx1AnraUt50
Colombia: resurgen presuntos vínculos entre Iván Duque y Odebrecht
https://www.youtube.com/watch?v=7JqTh64K7yQ
Vargas Lleras y Duque y Odebrecht y Sarmiento Angulo
https://www.youtube.com/watch?v=RSmW3dw-bU0

Fuente:
https://lasillavacia.com/cuatro-perlas-de-aval-en-la-investigacion-sarmiento-jr-68107

Fuentes relacionadas: 
https://www.lafm.com.co/judicial/maria-jimena-duzan-denuncia-que-la-fiscalia-la-quiere-amordazar
https://www.semana.com/opinion/articulo/el-pacto-de-silencio-entre-filial-de-corficolombiana-y-odebrecht-por-maria-jimena-duzan/576981
https://www.elespectador.com/opinion/tutelando-el-pacto-de-silencio-columna-814094