Educación
Tipografía

Yaneth Giha y María Victoria Angulo, Ministra de Educación y secretaria de educación del distrito, en complicidad con sus funcionarios, arremeten en contra del magisterio colombiano en el tema de recuperación de tiempo por el paro Indefinido.


 
Ellas no ocultan en ningún momento su ira y su rabia en contra de los docentes de Colombia. Esa misma rabia que siente el sistema económico y el modelo Neoliberal y los intereses de la oligarquía mundial y las multinacionales cuando el magisterio colombiano cuestionó con agudeza la injusticia y la desigualdad que ha generado desde su implementación en el país la aplicación de las recetas neoliberales de mercado en la educación y la salud Colombiana.


Una directiva ministerial, más una resolución de calendario y en Bogotá con la circular 05, la resolución 1148 y el acuerdo de aceptación del cronograma de recuperación de tiempo, evidencian el afán que tiene la administración de fastidiar y acallar las voces de alegría, decididas y comprometidas en la lucha que confrontaron la arrogancia que caracteriza a los que agencian la política del sistema económico en el país y en el mundo. Pero en definitiva, esta es la torpe respuesta de un gobierno que no pudo atajar el torrente de la movilización masiva que fue creciendo en el transcurso del paro. Es decir, esto reafirma la fortaleza de la unidad del magisterio cuando decide alzarse y movilizarse en contra de la política neoliberal. Ojala el gobierno rectifique la torpeza y facilite, como siempre se ha hecho, que la autonomía del gobierno escolar y los consejos directivos construyan sus planes de recuperación, atendiendo a sus particularidades especiales en cada comunidad.

Un problema grave para dirimir estas diferencias es que en la interlocución con el gobierno nacional y distrital, encontramos que éstos carecen de dirigentes con formación pedagógica, un asunto que sume en la crisis al sistema educativo. Solo bastaría ver las hojas de vida y los antecedentes laborales de Giha o Angulo para entender su tarea al servicio de los intereses empresariales. En Colombia el modelo económico está al servicio del sector financiero y empresarial. Recordemos cómo se han salvado los Bancos, mientras se le han recortado los recursos a la educación, la Salud, El agua potable y el Saneamiento Básico. Por eso es que hay que reivindicar el acuerdo para modificar el Sistema General de Participación con el objetivo de sacar de la crisis al sistema educativo colombiano en cuanto a condiciones laborales como son los parámetros, la infraestructura, el hacinamiento, Restaurantes y condiciones salariales, prestacionales y pensionales de los docentes.

Aún siguen sonando algunos estribillos del memorable paro: “Al maestro se le respeta, Carajo”. A la Ministra y la Secretaria no les queda más que acudir a su irracional y cobarde estrategia del castigo y el disciplinamiento a través de sus medidas administrativas.

Cada vez que miramos esas impresionantes fotos de las movilizaciones, sentimos el fresco y la alegría que imprime la unidad y la lucha en colectivo, mientras tanto Yaneth y Victoria expresan su sed de venganza.  

La ira y la rabia adoptan las formas de resoluciones y circulares, pero no crean ellas que nos van a amedrentar, al contrario, nos fortalecen en la unidad.

Yo soy maestr@