Educación
Tipografía

El 1 de mayo hace referencia a la conmemoración de los hechos históricos desarrollados en Haymarket Square en la ciudad de Chicago en el año de 1886, con el montaje oficial para inculpar de terroristas a los 8 líderes de trabajadores textileros que se encontraban orientando la Huelga de los trabajadores;  suceso conocido como el caso de “los 8 mártires de Chicago”, injustamente condenados a muerte 5 de ellos y los otros tres a reclusión; Esta  tenebrosa práctica del señalamiento, la persecución y el montaje  aún, hoy en día, continua en nuestra realidad en contra de los líderes sociales y sindicales que enfrentan al sistema explotador capitalista.



A sí, el 1 de mayo es un espacio para la reflexión sobre el carácter y la condición del obrero o del trabajador frente a los dueños de los medios de producción y la burguesía poseedora del gran capital; Esta tensión se conoce como la lucha de clases: Una clase dominante, burguesa o empresarial que se lucra y acumula su riqueza explotando la fuerza laboral de la clase obrera. Así surge la necesidad de la organización de los trabajadores en sindicatos para defenderse de la brutal explotación a que han sido sometidos históricamente los trabajadores en el mundo.

Lo paradójico es que después de  más de 130 años de los “Mártires de Chicago”, el sistema capitalista y su actual modelo económico Neoliberal continúa con  la explotación en la lógica del mercado y la desregularización laboral de la tercerización y  precarizando las condiciones laborales, prestacionales y de pensiones  de los trabajadores.

En la actual coyuntura colombiana en lo trascurrido del presente año, más de 127 líderes sociales y sindicales han sido asesinados en el territorio nacional, un asunto muy preocupante en un momento histórico que representa la oportunidad de la Paz con justicia social para todos los colombianos. Estos casos evidencian un estado crítico de las libertades sindicales y de expresión en Colombia. Por lo tanto, es urgente crecer organizativamente en la participación social frente a un sistema que agencia la política de la explotación y el desprecio hacia los trabajadores, llegando hasta el exterminio físico de la crítica en todos los espacios de debate social.

En homenaje todos los líderes obreros que se han destacado en la historia abanderando la defensa de los derechos de los trabajadores, que pasa por el mismo derecho a la vida, a oportunidades laborales, acceso a la formación profesional, a la vivienda y la salud para su núcleo familiar, tal como lo soñaron y lucharon los Mártires de Chicago: 8 horas para el trabajo, 8 horas para el descanso y 8 para su preparación y recreación.  El 1 de mayo nos invita a fortalecer la organización y mantener viva la memoria y continuar conquistando y defendiendo el derecho a condiciones dignas en las relaciones laborales, pues finalmente no son las máquinas, sino la fuerza de trabajo de los obreros y trabajadores la que posibilita la creación de riqueza.