Internacional
Typography

(Extractos) No hay herramientas intelectuales suficientes para analizar la guerra santa que está utilizando Estados Unidos para sustentar golpes de Estado en países de Latinoamérica. Así puede resumirse la tesis de Enrique Dussel, académico, filósofo, historiador y teólogo, al analizar el derrocamiento de Evo Morales en Bolivia y el panorama político regional (...)



Dussel recordó que “Bolivia era el país más pobre junto con Haití, y ha aumentado su porcentaje de riqueza como ningún otro. Nadie podía esperar una reacción ahí” (…)

“En un golpe de Estado como el de Pinochet, los que dirigieron ese proceso, lo mismo con los militares argentinos, decían que tenían que afirmar una civilización occidental cristiana católica de derecha contra el comunismo”.  

“Un nuevo fenómeno son las iglesias evangélicas que están apoyando el proceso brasileño, y en Bolivia, con un hombre desaforado como Luis Fernando Camacho, que dice algo esencial: «Vamos a sacar de los lugares públicos la Pachamama y vamos a imponer la Biblia»”

Pero esa biblia no es la católica, es la de los grupos evangélicos. Toma la cultura popular de los Pueblos originarios como un horrible paganismo que el cristianismo debe reemplazar a rajatabla.

Es una biblia evangélica que viene de las sectas norteamericanas que cambia la subjetividad. Se propone “que el hombre deje sus costumbres ancestrales (...) y se proponga trabajar y entrar en la sociedad consumista capitalista burguesa” (…)

“«Bienaventurados los pobres, malditos los ricos». Eso es invertido en los grupos evangélicos ” (…)

Los evangélicos, señala, “le dan un sentido: «Deja todas esas costumbres nefastas, hazte un hombre austero, trabajador, bien organizado y saldrás de la pobreza porque Dios te va a bendecir con una riqueza aceptable»”.

La riqueza es considerada como en el antiguo calvinismo, como una bendición de Dios... “La Pachamama es el origen de la pobreza”.

“Esa biblia reinterpretada desde un hombre moderno norteamericano es el origen de la posibilidad de una nueva Biblia, eso es hoy usado por la OEA y la nueva política norteamericana (...) Eran sutiles los métodos pero hemos vuelto a los golpes de Estado”, concluye.

16 de noviembre de 2019

Addendum:

Rafael Villegas psicólogo y miembro del colectivo Teología de la liberación Pichi Meisegeier, bajo el titulo “El neoliberalismo los cría y la Biblia los junta” señala:

El pueblo boliviano vive hoy una tragedia y América Latina está en grave peligro.

Cuando uno se pregunta por qué los nacionalismos religiosos tienen tanto éxito, debemos recordar que estos responden a una constante: todos los imperialismos se apuntalan desde una justificación religiosa de supremacía blanca.

Así ocurrió con la conquista de América, el colonialismo en Sudáfrica y en Palestina hasta el día de hoy. Todos ellos con la biblia en la mano y el supuesto aval de dios para destruir y conquistar.

“Llenad la tierra, y sojuzgadla, y dominad sobre los peces del mar, y sobre las aves del aire, y sobre todas las bestias que se mueven sobre la tierra” (Génesis 1:28). Tal es el mandato bíblico que los insufla de odio y persecución.

Queda en evidencia que (por detrás de los intereses que el imperialismo y las elites dominantes tienen en la conquista sobre los recursos naturales) se observa un profundo sustrato religioso que hace alianza con todo un sistema de símbolos que sostienen el aparato cultural del libre mercado.

Marx no se había equivocado. Definió certeramente al capitalismo como un sistema lleno de presupuestos religiosos que podemos encontrarlos en la nebulosa de la teología.

Fernando Camacho, el Pastor Chi Hyun Chung, Jair Bolsonaro y el mismo Trump (ungido por el pastor Robert Jeffress, para comandar una cruzada mundial) son la expresión de un tipo de subjetividad que asoma por arriba pero que se viene vertebrando desde hace décadas en las entrañas de la región.

Tiene que ver con el pensamiento mágico y la religión. Es el chasis que sostiene la locomotora del capitalismo en su actual modelo neoliberal.

La ilusión del progreso infinito, la utopía de la felicidad privada no tiene apoyo más que en premisas teológicas que operan como el fuselaje invisible de la política.

Tenemos que pensar seriamente como hemos de dar la batalla cultural en estos tiempos tan oscuros. Si es que todavía existe un cristianismo liberador, es evidente que no es el Cristo travestido con el que se sienten representados los poderosos y las élites de este mundo.

El cristianismo del campesino Jesús, oprimido junto a su Pueblo por la meritocracia Romana es de otra naturaleza. Está presente en el dolor y la resistencia de los Pueblos que claman por liberación y justicia, en toda práctica que religa al pueblo en torno a la justicia social, la armonía con la naturaleza y el amor comunitario. Como la Pachamama (…)

Gráfica .-Jeanine Áñez. Foto: EFE

Fuentes:
https://www.elciudadanoweb.com/grupos-evangelicos-son-la-nueva-arma-de-ee-uu-para-los-golpes-en-latinoamerica/
https://todosobrederechoshumanos.blogspot.com/2019/11/latinoamerica-enrique-dussel-grupos.html
https://www.rebelion.org/noticia.php?id=262483