Internacional
Typography

Greta Thunberg, la joven de 17 años que ha liderado movilizaciones en todo el mundo exigiendo que los políticos de los países capitalistas se responsabilicen y actúen con seriedad para frenar el calentamiento global, exigió el 6 de enero al gobierno Australiano “acción política” contra el cambio climático.



En las redes sociales compartió una imagen de un canguro huyendo de un incendio y subtituló la imagen: “Australia está en llamas. Y el verano allí acaba de comenzar. 2019 fue un año de calor récord y sequía récord”

La temperatura fuera de Sydney ha llegado a los 48,9° C., se calcula que más de 500 millones de animales han muerto debido a los incendios forestales, se han incendiado unas 2.000 viviendas, y se registran 27 personas muertas, pero hay decenas de desaparecidos.

Las llamas han obligado a la evacuación de unas 240.000 personas en el estado de Victoria, una jurisdicción declarada en estado de desastre

Greta agregó que “el humo ha cubierto los glaciares en la lejana Nueva Zelanda (!) Haciéndolos calentar y derretirse más rápido” (…) “Y todo esto no ha dado lugar a ninguna acción política porque todavía no podemos hacer la conexión entre la crisis climática y el aumento de los fenómenos meteorológicos extremos y los desastres naturales como los incendios de Australia”

Greta puntualiza que la falta de acción política “tiene que cambiar ahora”.

En Australia decenas de miles de personas han salido a las calle a protestar contra el Gobierno de derecha por su falta de gestión ante los voraces incendios que asolan el país desde septiembre pasado.

Además exigen la renuncia del primer ministro, Scott Morrison, por su falta de acción y por defender a las empresas mineras frente a las llamadas a reducir la producción de carbón.

Australia es el mayor exportador de carbón del mundo, y si sigue aprobando proyectos mineros, será responsable para 2030 del 17 por ciento de las emisiones contaminantes, el aumento de temperaturas, más sequía y por supuesto de más incendios.

En mayo de 2019 Australia le dio la espalda a la lucha contra el cambio climático con la reelección de la derechista coalición Liberal-Nacional, que aboga por incrementar la explotación de carbón.

El gobierno se niega a introducir leyes para llevar a efecto los objetivos del Acuerdo de París firmado en 2016 con el fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que ha sido criticado duramente por los ecologistas.

Greta Thumberg no es más que un símbolo, la bandera de un movimiento mundial que es una urgencia para toda la humanidad.

Debido al cambio climático hace varios años se presentan períodos de sequía cada vez más largos, con incendios cada vez más graves, y épocas de lluvias cada vez más prolongadas, con inundaciones que cada vez son más severas

En una entrevista realizada hace 13 años al científico James Lovelock dijo que la catástrofe ambiental era imparable e inminente:

“Antes de que acabe el siglo XXI Londres estará inundado. Y todas las zonas costeras. Imagínese Bangladés, por ejemplo; el país entero desaparecerá bajo las aguas. Y sus 140 millones de habitantes intentarán desplazarse a otros países. Donde no serán bien recibidos. En todo el mundo habrá muchas guerras y mucha sangre”. Sus palabras podrían cumplirse si no actuamos de manera urgente.

Resulta revelador que Greta reciba tantos ataques furibundos y se exija de ella una pureza inhumana que desde luego jamás le exigen a ningún personaje público.

La manipuladora insensatez de las críticas contra Greta sólo revela nuestro miedo, el subterráneo deseo de "matar al mensajero".

Pero son millones de niños y niñas los que claman porque se detenga el calentamiento global. Bienvenidos sean los jóvenes encapuchados que nos marcan el camino del lado correcto de la historia.

La loca carrera en busca de ganancias en la “lógica” productivista y mercantil, del sistema capitalista/industrial nos lleva a un desastre ecológico de proporciones incalculables que amenaza con aniquilar la Vida Humana.

El verdadero responsable del cambio climático es el capitalismo, cuya lógica de funcionamiento, explica que se haya convertido en una fuerza que destruye la naturaleza, que se puede resumir en las siguientes seis razones:

1º La acumulación capitalista crece en forma exponencial e ininterrumpida en la búsqueda insaciable de ganancias. Para obtenerlas explota intensivamente a los trabajadores y el medio ambiente, sin interesarle si se destruyen otras formas de vida, o si se acaba con los limitados recursos del planeta.

2º Para obtener mayores ganancias el capital rebasa las fronteras nacionales y se expande por el mundo en búsqueda de fuentes de materias primas, trabajo barato y nuevos mercados de inversión y consumo. Esa expansión tiene como motor la competencia desenfrenada de capitales, que primero compiten a escala local y luego en el mundo entero.

3º El capitalismo busca ganancias en el corto plazo, sin importarle los tiempos de recuperación de la naturaleza, solo le importan los tiempos del capital y los negocios. Como consecuencia aniquilan los ecosistemas, tal y como lo evidencian la explotación mineral y de hidrocarburos.

4º Para conseguir el incremento de ganancias en forma permanente se produce un crecimiento ininterrumpido de las fuerzas productivas-destructivas, lo que se expresa entre otras cosas en el desarrollo de la tecnociencia, que lleva a inventar tecnologías más potentes, y que consumen mayores cantidades de materia y energía.

5º Se estructura una jerarquía de valores que exaltan la competencia, el individualismo, el egoísmo, la codicia, la sed de ganancias, el consumismo, la explotación de otros seres humanos, como propias de la “naturaleza humana”. Esos anti-valores son inculcados desde la escuela, y por los medios de comunicación, lo que "legitima" al capitalismo, para que sea visto como "el orden natural de las cosas", y un "sistema inmodificable, eterno e insustituible".

6º La producción de mercancías obliga a su consumo, para poder obtener ganancias. Esto conduce a impulsarlo creando necesidades artificiales e innecesarias.

Por esto el capitalismo es insostenible a corto plazo, y si no lo detenemos acabará con toda forma de vida, incluyendo la vida Humana.

Gráfica.- Greta Thunberg, de 17 años, acudió a Instagram para exigir "acción política" contra el cambio climático (Imagen: EPA / Getty)

Fuentes:
https://elpais.com/elpais/2019/12/16/eps/1576499737_393132.html?prod=REGCRARTEPS&o=cerreps&event=okregistro&event_log=oklogin
https://metro.co.uk/2020/01/06/greta-thunberg-calls-political-action-australian-bushfires-rage-12008186/
https://www.pacocol.org/index.php/noticias/internacional/10513-australia-el-cambio-climatico-trae-sequias-mas-largas-e-incendios-mas-severos