Internacional
Typography

Confiamos en la claridad y sabiduría del pueblo al momento de votar en la segunda ronda de las elecciones presidenciales, afirmó hoy Paul Almeida, secretario general del Partido Comunista Ecuatoriano (PCE).



Almeida defiende la idea de que a pesar de toda la campaña ofensiva y violenta de la oposición, representada en las urnas por el exbanquero Guillermo Lasso, el candidato del gobierno, Lenín Moreno, vencerá pues simboliza la continuidad de los logros en favor de la ciudadanía.

'Siempre sostengo que el pueblo humilde y consciente no vota por un banquero para que sea su presidente', puntualizó en entrevista con Prensa Latina a raíz del respaldo público de la formación política al proyecto defendido por el exvicepresidente, de cara al balotaje previsto el próximo 2 de abril.

Precisó que a ese programa de gobierno, con prioridad para el ser humano por encima del capital, se sumaron actores políticos históricos, militantes, ciudadanos humildes, trabajadores, jóvenes, campesinos, mujeres, todos comprometidos con el desarrollo y el bienestar nacional.

'Sin embargo, lo que hay del otro lado es personas que representan la vieja 'partidocracia', el pasado oscuro y nefasto del país, el retorno al neoliberalismo y los beneficios para unos pocos', dijo.

Al respecto mencionó a Andrés Páez, aspirante a vicepresidente por el partido opositor de Lasso, CREO-SUMA, a quien consideró altamente peligroso por llevar a cabo una campaña generadora de violencia, postura que llamó a rechazar con contundencia.

Igualmente se refirió al general Luis Castro, destituido de su cargo recientemente tras declarar supuesta ruptura de la cadena de custodia del material electoral por parte de los militares en la primera ronda de comicios generales el pasado 19 de febrero, entre otras cosas.

'Eso es falso. No se ha roto ningún protocolo y él conocía todo el procedimiento meses antes de las elecciones. Si fuese tan patriota y la consideraba inadecuada, debió decirlo antes de las elecciones, no después, para prestarse a un show político mediático', estimó.

Sobre la labor del PCE para respaldar la campaña de Alianza PAÍS, precisó parte de las acciones en marcha, que incluyen el acompañamiento de brigadistas en todos los actos y concentraciones lideradas por el candidato oficialista en toda la nación.

Almeida especificó que se activaron 18 brigadas provinciales, con células articuladas al trabajo político en los territorios, en el 'puerta a puerta', mientras se mantiene dinamismo en las redes sociales, con la difusión de mensajes, ideas y desenmascarando el verdadero programa privatizador de Lasso.

Otras de las tareas asumidas por la organización es participar en manifestaciones y acciones de apoyo a Moreno por parte de movimientos sociales como la Federación Estudiantil Universitaria de Ecuador, que recientemente salió a la calle a explicar los perjuicios para la educación superior pública, del plan promovido por CREO-SUMA.

En ese tema en particular adelantó que impulsan el congreso nacional extraordinario de ese sector, encaminado a discutir la situación política nacional y también apoyan a los estudiantes secundarios, quienes se reunirán en una gran plenaria el venidero 24 de marzo.

El cronograma de los comunistas también incluyó la articulación, en coordinación con otras organizaciones, de la llamada Fábrica de la Dignidad, ente que agrupa a decenas de colectivos a nivel nacional y local, convencidos de la necesidad de dar continuidad al proceso iniciado hace 10 años, bajo la dirección del presidente, Rafael Correa.

Hay que generar conciencia en la gente, explicar que no se trata de dos candidatos a la presidencia, sino de dos modelos opuestos, el oficialista, impulsor políticas públicas beneficiosas para la mayoría; y el neoliberal, ya conocido por dañar al pueblo en el pasado, alertó.

'Confiamos en que el próximo gobierno electo siga siendo el de la Revolución ciudadana', concluyó.


Prensa Latina