Internacional
Tipografía

La abierta y desvergonzada injerencia de Estados Unidos en Venezuela, con el acompañamiento de 13 países de los 35 que conforman nuestra Región, continuó poniéndose de manifiesto con la reunión del auto titulado Grupo de Lima el pasado lunes 14 de mayo en la Ciudad de México.



Está reunión a la cual Estados Unidos dio un importante apoyo por parte del  Secretario de Estados  Mike Pompeo, acordó exigir al gobierno de Nicolás Maduro suspender las elecciones presidenciales del próximo domingo 20 de mayo y convocar a unas elecciones libres y bajo el auspicio de la instituciones internacionales, incluyendo a la ONU.
El canciller del país, Luis Videgaray, leyó un comunicado conjunto en el que condenan el "régimen autoritario" del país suramericano, que ha violado la "institucionalidad democrática, el Estado de derecho y el respeto a los derechos humanos".

Un real cinismo del Grupo de Lima, donde algunos de sus integrantes violan sistemáticamente y mucho más gravemente de lo que ellos acusan a Venezuela:  Así lo devela el periodista del diario el País de España, Daniel Butruille  durante la entrega del Premio Ortega y Gasset de periodismo a los periodistas mexicanos Daniel Moreno, Salvador Camarena, Miriam Castillo, Nayeli Roldán y Manuel Ureste por “La estafa maestra”, que documenta una maquinaria de corrupción que mueve cientos de millones de dólares y por la que nadie ha pisado la cárcel. 

Sigue el comentarista de El País: “La aritmética de La estafa maestra es sorprendente. El resultado es el descubrimiento de un fraude de más de 7.760 millones de pesos (unos 420 millones de dólares) en el que están involucrados 11 dependencias del Gobierno mexicano, ocho universidades públicas y más de 50 funcionarios. Pero quizás el dato más impresionante que ha arrojado este trabajo periodístico es una cifra que enciende las alarmas en México: Cero Responsable.”

Señala el periodista de El País: “Es un ejemplo de lo que significa la corrupción como sistema de gobierno. Un ejemplo de las herramientas puestas a disposición de altos funcionarios y allegados para saquear a sus anchas el erario de México”.

Y continua,  “toda  esta corrupción  fue asimilada,  al igual que la  Casa Blanca,  el fraude del tren rápido,  los 43 desaparecidos y ahora los tres disueltos en ácido, de un sexenio de corrupción, de impunidad, de mentiras y de miles de asesinatos por el narcotráfico y sus cómplices estatales y federales”.  No pasa nada. Es la población entera de un país que resulta anestesiada por seis años de fraudes, robos, mentiras y sinvergüenzas  perpetradas desde todas las instancias y todos los niveles del poder. México está intoxicado”, concluyó el reportero de El País.
Que argumento sobre respeto a derechos humanos, libertades, corrupción institucional,  puede presentar el gobierno colombiano,cuestionado por la Corte Penal Internacional, al negarse las instituciones judiciales a entregar información sobre el asesinato de más de 3000 mil inocentes jóvenes en el conocido caso de los falsos-positivo, durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

El asesinato de más de 285 líderes comunales entre el año 2017 y lo que corre del actual y más de 60 ex guerrilleros de las FARC que depusieron las armas y familiares de estos.

El destape en febrero de este año 2018 de  una gran corrupción que salpico al Congreso y al Gobierno y que inició la investigación de 216   congresistas, que ha llevado a la Corte Suprema ordenar inspecciones judiciales al Ministerio de Hacienda y al Congreso.

De que respeto a la “institucionalidad democrática” puede hablar el gobierno dictatorial y golpista de Michel Temer, en Brasil.  Y el gobierno hondureño del presidente Orlando Hernández y cuyo fraude fue  denunciado por la Comisión Electoral de la OEA,  luego justificado y ocultado por el corrupto Secretario de la OEA Luis Almagro,  convertido en enemigo del gobierno venezolano.

Con que moral puede hablar el gobierno de Perú que unas semanas antes de la Cumbre de las Américas,  el Congreso  aceptó la renuncia al corrupto presidente de la República Pedro Pablo Kucinzky,  quien liberó al condenado por crímenes de Lesa Humanidad al ex presidente Alberto Fujimori a cambio de votos en el Congreso para que no lo destituyeran.

Que hablé la familia de Santiago Maldonado, Milagro Salas  y el pueblo argentino sobre las bondades del gobierno de Mauricio Macri.  Y  los jóvenes estudiantes chilenos sobre el respeto a sus derechos humanos y físicos y la represión del gobierno pro-pinochetista de Salvador Piñera.

Sin embargo, el llamamiento del canciller mexicano no mencionó desconocer los resultados electorales,  tal vez porque tienen la esperanza de que a última hora se llegue a una unidad de los candidatos Henry Falcón y el ex pastor evangélico Javier Bertucci y sea derrotado Nicolás Maduro.

Lo que es engañoso para la opinión pública es  que digan que estos comicios son fraudulentos, porque la oposición de la MUD no participa, es la fórmula de la MUD de esconder el desprestigio que tienen,  el pueblo sabe que esos sectores llevaron a la muerte a muchos inocentes y el caos del país y  saben que no lograrían un triunfo.  Era más viable acogerse al diseñado  Plan del Comando Sur   propuesto por Estados Unidos y facilitar una “intervención humanitaria”  traicionado a su país, así  lograrían hacerse del poder  y los Estados Unidos  apoderarse de todas las riquezas minero-energético de Venezuela que es la esencia del interés del gobierno de Donald Trump.
 
(*) Periodista, politólogo y analista