La pasada semana leí algo que me sonó muy familiar que decía que la violencia estatal en Myammar contra el pueblo Rohingya, era una “respuesta” a un ataque perpetrado por un pequeño grupo de “renegados” contra unos agentes de policía. Una “respuesta” que fue completamente desproporcionada y que lanzó a fuerzas armadas de seguridad contra hombres, mujeres y niños indefensos; los resultados: asesinatos, desplazamiento y limpieza étnica.

Leer más...

Más artículos...