Parecía que los sirios iban a ver la luz al final del túnel después de su victoria sobre ‎los yihadistas. Pero Israel y Estados Unidos no han renunciado a su objetivo –la ‎destrucción de las estructuras del Estado sirio– y ahora están preparando una nueva guerra, ‎esta vez de carácter financiero, para impedir la reconstrucción del país y condenar el ‎pueblo sirio a depauperarse entre ruinas. ‎

Leer más...

Más artículos...