El 27 de mayo del presente año, falleció el intelectual marxista e histórico militante del Partido Comunista Portugués, Miguel Urbano Rodrigues, a la edad de 92 años, en el municipio de Vila Nova de Gaia, al norte de Portugal, donde se refugió hace varios años, acompañado de Caterina, su compañera, para escribir y “conspirar” a favor de los procesos revolucionarios. Lo del refugio es un decir, porque Miguel Urbano viajaba mucho, no solo por Portugal dando conferencias sobre marxismo revolucionario y la situación en su país, sino también por varios países de todos los continentes, con frecuencia era invitado a dar sus opiniones sobre el acontecer mundial y la vigencia del marxismo-leninismo. Era una máquina de ideas y de planteamientos, nada sectarios ni dogmáticos, pero si aferrados a principios ideológicos inalterables.

Leer más...

Tenía 16 años cuando escuché por primera vez hablar de Ernesto “Che” Guevara, yo estudiaba magisterio de Educación Física y el R, que me doblaba la edad, egresado de la misma escuela, trabajaba en la Dirección General de Educación Física, que quedaba a un costado de la escuela, éramos amigos, éramos amigos porque yo no aceptaba ser su novia, pero él siempre estaba ahí, como pretendiente de planta, me acompañaba por las tardes a la parada de autobús en la 4ta. Avenida y 18 calle de la zona 1, en la capital guatemalteca. Nos íbamos desde la 12 avenida, por toda la 18 calle y él aprovechaba para hablarme de guerrillas, trova y revoluciones.

Leer más...

"Una verdadera democracia del siglo XXI no aísla, no divide al mundo, aboga por una ciudadanía universal por un mundo sin muros", dijo el presidente de Bolivia, Evo Morales, sobre EE.UU, en referencia a la decisión del presidente Donald Trump, quien decidió endurecer las políticas de bloqueo económico, financiero y comercial contra Cuba.

Leer más...

El 30 de julio es día de duelo nacional en Cuba. En esa fecha, cada año, las calles de Santiago se llenan en una peregrinación masiva, en la que caen desde los balcones pétalos de rosas, y el pueblo camina en silencio hacia el cementerio de Santa Ifigenia. Se recuerda así la reacción popular con que la ciudad, casi en pleno, respondió en 1957 al asesinato de los jóvenes Frank País y Raúl Pujol por la policía de Fulgencio Batista, y de todos los que como ellos fueron víctimas de la tiranía.

Leer más...

Más artículos...