Ha dicho en El Cairo que “el amor es la fuerza y el tesoro del creyente”,  rechazando el extremismo, ante miles de personas, en su mayoría fieles de la minoritaria comunidad católica egipcia. "A Dios solo le agrada la fe profesada con la vida, porque el único extremismo que se permite a los creyentes es el de la caridad”.

Leer más...

Más artículos...