Mujer
Typography

En Colombia, y otros lugares del mundo, son muchas las mujeres que sufren un trato irrespetuoso y ofensivo durante el parto en hospitales y centros de salud, que no solo viola los derechos de las mujeres a una atención respetuosa, sino que también amenaza sus derechos a la vida, la salud, la integridad física y la no discriminación.



Esta forma de violencia contra la mujer se manifiesta exigiéndoles, por ejemplo, que no sientan dolor, para lo cual se les grita y humilla.

En muchas ocasiones son descalificadas, y se cuestiona su conducta sexual, especialmente en el caso de ser madres solteras, y se llega a prácticas terroríficas como amordazar o atar a la mujer que está pariendo, abusar sexualmente de ella o negarle medicamentos para paliar el dolor.

Otros abusos son:
1. La utilización en exceso de la cesárea que es innecesaria en muchos casos o, incluso, peligrosa. Estudios estadísticos han mostrado que se realizan muchas más cesáreas en los centros privados que en los públicos.

Una de las razones de esa diferencia es que se cobra más dinero por la cesárea que por el parto natural, a lo cual se suma la comodidad de los médicos que pueden planificar mejor sus agendas y realizar más intervenciones (facturándolas) en lugar de esperar con paciencia el parto natural.

2. La utilización de medicamentos para acelerar químicamente el parto, con el fin de disminuir el tiempo de estancia hospitalaria, porque las Empresas Prestadoras de Salud (EPS) en Colombia pagan una suma fija por cada parto, sin importar el número de horas o días que permanezca en la institución.

Para las instituciones prestadoras de servicios (IPS), es "mejor" económicamente que las "pacientes" no ocupen mucho tiempo la cama.

3. La práctica de incisiones quirúrgicas para ampliar la abertura de la vagina (episiotomías), en ocasiones innecesarias, y dejadas en manos de estudiantes de medicina, al igual que prácticas absurdas como pedir a los estudiantes hacer fuerte presión sobre el abdomen de la mujer con el fin de acelerar el parto, sin importar las complicaciones que puedan tener estos procedimientos.

El alcance de estos abusos y las agresiones llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a redactar una declaración en el año 2014 titulada "Prevención y erradicación de la falta de respeto y el maltrato durante la atención del parto en centros de salud", en la que se afirma que "un número cada vez mayor de investigaciones sobre las experiencias de las mujeres en el embarazo y, en particular, el parto, plantean un panorama alarmante".

La violencia contra la mujer durante el parto puede constituirse en: abuso físico, abuso verbal, estigmatización y discriminación, incumplimiento de los estándares profesionales de atención, mala actitud de los profesionales respecto a las mujeres y malas condiciones o deficiencias del sistema sanitario, consideradas en muchas instituciones como la "normalidad".

Muchos de estos abusos implican lesionar físicamente a la paciente (así ocurre con la práctica de operaciones quirúrgicas como la cesárea o la episiotomía) sin contar con su consentimiento, por lo que usar el término "violencia" en estos casos no resulta exagerado.

Muchas mujeres afectadas aceptan en silencio frecuentemente esas conductas abusivas porque las consideran “normales”, y porque durante años han considerado que el maltrato que sufren en la sociedad machista es “normal”.

La violencia obstétrica no se presenta sólo en países pobres y dependientes del imperialismo, sino que se manifiesta también en los que se consideran "desarrollados". 

Mientras estos abusos en Colombia son práctica "normal" incluso en Hospitales Universitarios, afortunadamente en Venezuela y algunos estados de México se ha hecho conciencia sobre este tema, y se ha incluido la Violencia Obstétrica en su legislación considerándola sancionable penalmente.

Fuentes:
https://www.rebelion.org/noticia.php?id=249823
http://www.mientrastanto.org/boletin-174/la-biblioteca-de-babel/el-concepto-violencia-obstetrica-y-el-debate-actual-sobre-la-aten
https://journals.plos.org/plosmedicine/article/file?id=10.1371/journal.pmed.1001847&type=printable
http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/134590/WHO_RHR_14.23_spa.pdf;jsessionid=4FEFEA61228D781D3F8FC929F7476FE9?sequence=1%20
https://www.aporrea.org/ddhh/n273448.html
http://catalogo.mp.gob.ve/min-publico/bases/marc/texto/Eventos/E_2012_p.77-83.pdf