Mujer
Typography

Por las madres de Soacha y todas las mujeres colombianas a quienes les arrebataron sus hijos para ejecutarlos en nombre de una falsa democracia.


Por nuestra Gaitana heroína indígena del siglo XVI, cacica de Timaná hija de los Andes colombianos. Por las Policarpas Salavarrieta, las Marías Cano, las Déboras Arango, Las Yiras Castro y las miles de mujeres que se levantan por la dignidad y la justicia.

Por las miles de Domitilas fundamento indestructible del hermano pueblo de Bolivia. Por Manuelita Sáenz, Por las mujeres que resisten y defienden con orgullo la Patria Grande de Bolívar en la hermana República Bolivariana de Venezuela.

Por las madres de mayo que aún resisten y luchan por sus hijos desde la horrenda y genocida dictadura.

Por las mujeres del mundo que claman por la vida, en defensa de sus hijos y familia en Siria, Afganistán, Yemen y todos los rincones del planeta, por ellas, por sus hijos, por sus familias hoy levanto mi voz.

Por las científicas, escritoras, poetas, artistas y deportistas que han logrado pasar las barreras durante la historia, por Hipatía de Alejandría símbolo de conocimiento y las ciencias, por las torturadas y quemadas en la hoguera. Por Juana de Arco, por Frida Kahlo, por Malala.

Por las espías, las brujas, por ser nosotras mismas, por auto conocernos, por confirmar que somos capaces y cuando nos lo proponemos somos invencibles, porque damos amor en el sufrimiento humano, por ser rayos de sol en la oscuridad, por ser combustible de la vida, por ser medicina del alma.

Por todas aquellas mujeres de iridio fundidas en el fuego de la guerra, el hambre, la soledad, el dolor y el olvido, que han abonado el camino de las luchas libertarias y el derecho inalienable de autodeterminación de los pueblos, derecho pisoteado a diario por quienes se creen amos únicos de mundo y determinan a diario cuáles serán las siguientes víctimas.

Por las que fueron, por las que son y por las que serán.

Con inteligencia, profundos sentimientos de solidaridad, esperanza y alegría, porque corre por nuestras venas el temple del negro, el indígena, el mestizo y el blanco, encarnamos la fuerza que no pudieron liquidar los invasores.

Somos frutos coloridos y aromáticos brotados de la madre tierra, somos soles, lunas, tierras, días, noches, río, viento, montaña y llano. Somos aves. Somos dalias, rosas, margaritas, azucenas, orquídeas, heliconias, somos arco iris, somos aves, grillos, tigresas y leonas. Somos raíz, tronco, hojas, flor, fruto y semilla. Somos río, mar y peces, somos viajeras incansables del insondable universo.

Somos únicas, osadas, sensuales, divertidas, intuitivas, enamoradas, creativas, soñadoras, amantes y compañeras. Somos notas musicales al compás de la vida que volamos alto y largo como el gran cóndor de los Andes.
Por los hombres que nos valoran, respetan y luchan a nuestro lado, hombro a hombro y mano con mano.
Hoy levanto mi voz a los cuatro vientos

Isabel Martínez Navarrete.
Marzo 8 de 2019.