Nacional
Tipografía

La Defensoría del Pueblo colombiana ha decidido declarar a los líderes sociales en riesgo. Entregará a finales de marzo un informe especial sobre la situación para tomar medidas de protección y prevención especiales.



Los frecuentes asesinatos de líderes sociales y defensores de derechos humanos en Colombia han llamado la atención de la Defensoría del Pueblo, cuyo representante, Carlos Negret, mostró preocupación sobre la seguridad de este segmento de la población.

Las estadísticas que compartió relatan que en solo 14 meses (entre enero de 2016 y febrero de 2017) han sido asesinados 120 líderes sociales, 33 han sufrido atentados y 27 han sido agredidos. Solo en 2016 murieron asesinados 94 defensores de derechos. Y en lo que va de 2017 han muerto otros 26.

El defensor destacó que los sitios en donde han ocurrido estos asesinatos resaltan por ser regiones anteriormente ocupadas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP). El repliegue del grupo insurgente por el proceso de paz ha dejado abierto el espacio para que grupos paramilitares realicen actividades delictivas. Esto deja a los líderes sociales y a los defensores de derechos humanos desprotegidos.

La Defensoría ha decidido calificar a este sector de la población en riesgo. Esto debido al número significativo de víctimas y lo específico de los lugares geográficos. Negret ha hecho un llamado de atención a las autoridades de seguridad colombianas para que tomen medidas de protección a los líderes.

Negret agregó que ha recibido denuncias de 430 casos de amenazas. La Defensoría del Pueblo entregará a finales de marzo un informe especial de riesgo para detallar las condiciones en las que se han dado estos crímenes y sugerir medidas de protección y prevención para los defensores de los derechos humanos.


Gráfica pie de foto.- Las áreas de riesgo para los líderes sociales son aquellas regiones que han dejado atrás las FARC-EP después del acuerdo de paz. Foto: @DefensoriaCol