Nacional
Tipografía

Por cuestiones de la necesaria discreción, la celebración de ese Pleno, destinado a definir el curso siguiente del Proceso de Conversaciones se mantuvo en su momento en secreto, así como el desplazamiento del Comandante de las FARC-EP a Cuba.



Por diversos medios de comunicación se ha venido especulando acerca de la salud de nuestro Comandante Timoleón Jiménez, hasta el punto de llegar a generar alarma en buena parte de la gente que nos estima. Todo a raíz de la información sobre una afección coronaria de que fue víctima. El hecho, aunque cierto, se presentó algo más de dos años atrás, en medio de una reunión del Estado Mayor Central que se celebraba en La Habana, con la debida autorización del gobierno de Colombia.

Por cuestiones de la necesaria discreción, la celebración de ese Pleno, destinado a definir el curso siguiente del Proceso de Conversaciones se mantuvo en su momento en secreto, así como el desplazamiento del Comandante de las FARC-EP a Cuba. Completamente superado el incidente, firmado el Acuerdo Definitivo y con Timoleón Jiménez gozando de plena salud, con el objeto de salirle al paso a cualquier tipo de manipulación, decidimos publicar las dos crónicas elaboradas al respecto en su momento por Gabriel Ángel, testigo presencial de los hechos.

Por la extensión de las mismas, las daremos a conocer en dos días distintos.