Nacional
Tipografía

La Junta Nacional definió su estrategia electoral: una gran convergencia política por la paz para las próximas elecciones.



Los pasados 3 y 4 de noviembre, la Junta Nacional de la Unión Patriótica sesionó en Bogotá. La estrategia electoral, la candidatura al Senado de la República y los asuntos de la implementación de la paz fueron los temas de análisis por los dirigentes nacionales de la colectividad.

A la primera jornada de trabajo fueron invitados los representantes de Voces de Paz, Francisco Toloza; José Cuesta de los Progresistas, Alirio Uribe por Vamos por los Derechos, y el secretario general del Partido Comunista Colombiano, Jaime Caycedo, quienes analizaron los apretados tiempos que acompañan el fast track, el ambiente electoral para el año 2018 y la campaña de unidad por la Presidencia del país.

Para Voces de Paz al fast track, próximo a acabar, le faltó voluntad política para cumplir integralmente el acuerdo de paz. El proceso de renegociación le ha hecho daño a la rápida implementación y a la adecuación jurídica y constitucional de los puntos de participación política, desarrollo agrario integral y víctimas, en la Constitución y la ley. “En Colombia es importante tener seguridad jurídica y este mes será crucial, pero si hay una presión social para que se tenga la voluntad política de aprobar lo que falta. Y lo que se queda en el tintero del fast track hay que buscarle una salida jurídica para que no se incumpla el acuerdo”, indicó Toloza.

“Llevamos siete semanas de discusión de la Reforma Política. En el Congreso se han publicado proyectos de ley a las 11 de la noche y al día siguiente se aprueban por unanimidad a las 9 de la mañana como sucedió con el código único disciplinario de las Fuerzas Militares. Así que aquí el asunto es de voluntad política”, indicó Alirio Uribe.

“La unidad sería un bálsamo de compromiso que para los colombianos que ven cómo el establecimiento se hace trizas por la corrupción en todas las Esferas del estado, ven con angustia que los sectores democráticos vivan el síndrome de la desunidad. Listas unificadas para Congreso”, señaló Cuesta, del comité promotor de la campaña de Gustavo Petro a la presidencia.

La dirección de la UP valoró la importancia de poner sobre la mesa los nombres de sus candidaturas al Senado y la Cámara, con el fin de construir una lista de 100 nombres de hombres y mujeres que logren una bancada significativa para la paz, los cambios y la posibilidad de sacar adelante una candidatura presidencial que garantice la transición política de Colombia.

Electoral

Por eso la dirección nacional de la UP aprobó por unanimidad el nombre de Aída Abella, como cabeza de lista al Senado de la República. La presidenta de la colectividad asumiría la tarea de recuperar para la UP la presencia en el parlamento y mantener la personería jurídica. Las delegaciones de distintos departamentos tienen la prioridad de preparar la campaña de Abella, con la UP, en la idea de darle un empuje a las luchas sociales por el agua, la educación el medio ambiente, la salud y el empleo en todos los departamentos del país donde la colectividad hace presencia.

Otra de las decisiones fue la de saludar la candidatura de Rodrigo Londoño e Imelda Daza a la Presidencia de la República. Dice la Junta Nacional en su declaración política: “A la vez que saluda y respalda el derecho de la FARC a participar en el debate político electoral con sus candidatos propios al Congreso de la República y la fórmula presidencial de Timoleón Jiménez e Imelda Daza, insiste en el llamado a todos los candidatos de la izquierda y del campo democrático a concretar urgentemente un acuerdo político programático para definir una candidatura presidencial de coalición, en perspectiva de un gobierno democrático para la reconciliación, la paz y la justicia social”.

La dirección nacional de la UP le envió un mensaje de solidaridad y resistencia a la minga indígena, los paros campesinos y los procesos de resistencia contra la política de incumplimiento del gobierno nacional, tanto a los acuerdos de La Habana, como a los pliegos de peticiones de los últimos cinco años en Colombia a esos sectores. “Estamos llamando a los poderes públicos a cumplir con lo acordado en La Habana y a que dejen la mezquindad y estén a la altura de quienes hasta ahora sí han cumplido los acuerdos de dejación de armas”, señaló Gabriel Becerra, secretario general de la UP.

Gráfica pie de foto.- Aída Abella en campaña electoral. Foto archivo.

Semanario Voz