Nacional
Typography

La señora Claudia Ortiz no será nombrada en el cargo de directora de la Unidad Nacional de Protección UNP.  Su arrogancia expresada en trinos en sus redes sociales, resultado de la embriaguez en la que andan sumidos los furibundos uribistas tras la elección y posesión de la fórmula del Centro Democrático, la llevaron al despeñadero. El viernes 10 de agosto Ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, informó la decisión del presidente Iván Duque de reversar esa designación.



El Gobierno Nacional y la señora Ortiz (con su característico lenguaje soberbio y arrogante, igual al de uribistas tipo Paloma Valencia, José Obdulio Gaviria o el de María Fernanda Cabal), no resistieron las fuertes críticas surgidas de los sectores de oposición, pero que se granjearon el respaldo de otros sectores políticos y sociales incluyendo a parlamentarios que apoyan la coalición que rige en el Congreso de la República.

La caída de la señora Claudia Ortiz es una advertencia para el uribismo y todo el entorno que rodea a Iván Duque Márquez, y un anuncio para quienes pretendan continuar desde el poder con ese estilo prepotente de gobernar un país que poco a poco va cambiando. Que no sigan creyendo estos señores y estas señoras del autonombrado Centro Democrático que su gobierno lo harán como lo hacen en sus haciendas, que entiendan ya que en Colombia el mandato del señor Duque y el ejercicio de sus parlamentarios se encontrará con una muralla opositora fresca, con mucha motivación y dispuesta a movilizarse en las calles y plazas para impedir desafueros y ataques a los derechos ciudadanos. Felicitaciones a las fuerzas democráticas y populares por las denuncias que quitaron del puesto a la tenebrosa figura.