Nacional
Typography

La iniciativa fue de las bancadas de oposición que citaron a un debate de control político a varios funcionarios del Estado, entre ellos la ministra del Interior Nancy Patricia Gutiérrez, el ministro de Defensa Guillermo Botero, y el defensor del Pueblo, Carlos Negret, para que rindan cuentas sobre las acciones que se han tomado para prevenir las muertes de centenares de líderes y lideresas sociales y dirigentes políticos de izquierda en el territorio nacional, ocurridos durante los últimos meses.



Mientras dentro del Capitolio Nacional sede del Congreso de la República se adelantaba dicho debate, en la Plaza de Bolívar se concentraban centenares de ciudadanos y ciudadanas, muchos de ellos estudiantes y jóvenes, que gritaban consignas y con fuerza coreaban ¡Resistencia, Resistencia, Resistencia! Exigiendo al presidente de la República,  Iván Duque Márquez que detenga los sistemáticos atentados y asesinatos de hombres y mujeres representativos de las comunidades en amplias zonas del país.

Ángela María Robledo, Representante a la Cámara por la Colombia Humana denunció que en Colombia van casi 500 líderes asesinados y reclamó a las autoridades que no sigan diciendo que  eso no es un exterminio.

La manifestación fue convocada bajo el lema “La vida es sagrada”. La parlamentaria Ángela   Robledo advirtió que la Colombia Humana está amenazada. Para ella la negativa del Consejo Nacional Electoral de darles la personería jurídica  es una forma de exterminarlos. En sus cuentas han sido asesinados 12 líderes y hay 200 denuncias de amenazas a integrantes de la Colombia Humana, y solo 2 casos de imputación.

“Las quejas de quienes nos escriben es porque muchas de las personas que piden un análisis de seguridad quedan por fuera del programa. Queda desbordado el programa individual, deben apostarle al colectivo”, dijo la parlamentaria, quien invitó al presidente a realizar un pacto por la vida: “Duque usted está hablando de un gran acuerdo, 8 millones de personas que pidieron proteger la vida. Es hora de reunirnos, como lo hizo para combatir la corrupción”, se indica en la nota de prensa de la Revista Semana. 


Por su parte, la Senadora Aída Avella, presidenta del partido Unión Patriótica UP, junto a los demás legisladores de la oposición salieron del Capitolio  a saludar a la multitud congregada en la plaza.

“Estamos en resistencia, hacemos el llamado  y exigencia nacional a proteger a los líderes sociales y defensores de Derechos Humanos. Así con esta movilización permanente de las fuerzas populares es como un pueblo rechaza los asesinatos a líderes sociales” señaló a la prensa la congresista a la vez que condenaba el silencio del presidente Iván  Duque frente a esta gravísima situación.

Entre tanto, en el debate, Iván Cepeda Vargas, Senador de la República,  reclamó al Ministro de Defensa, Guillermo Botero, que diga al pais quienes son las “águilas negras”.

En vibrante intervención señalo Cepeda: “No queremos más promesas queremos hechos, no queremos más demagogia, queremos que se acaben los crímenes y el exterminio contra líderes y lideresas sociales y políticos de nuestra patria”.  El parlamentario además exigió al Gobierno Nacional y autoridades investigativas que digan al país  con que organigrama y  con qué tipo de estructuras actúan esos grupos que amenazan con panfletos y asesinan a reconocidos dirigentes de nuestras comunidades. Pidió que el gobierno diga  si estamos ante la presencia de los escuadrones de la muerte de los años 80s donde proliferaban nombres de diferentes grupos paramilitares para el  exterminio contra luchadores populares.

Sandra Ramírez, Senadora de la Republica por el partido Farc saludó la manifestación en la Plaza de Bolívar y resaltó que miles de jóvenes y estudiantes  se aglomeraron con entusiasmo para salir a protestar contra los crímenes de lideresas y líderes sociales.

“Decidimos salir a compartir con ellos ideas de cambio y reconciliación para Colombia”. Escribió en su cuenta en las redes sociales.


Estamos en resistencia #YoProtejoALosDefensoresDDHH