Nacional
Typography

Los senadores Aída Avella y Gustavo Bolívar, radicarán en su calidad de ponentes del Proyecto de Ley de Financiamiento, junto con el Representante a la Cámara David Racero, ponencia alternativa a la presentada por el Ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Carrasquilla, con la que pretenden reducir el déficit fiscal y financiar los presupuestos a futuro, sin generar más privilegios empresariales, ni mayor inequidad social.



Para los ponentes, no tiene sentido - si de aumentar los ingresos del Estado se trata -  suscribir nuevos contratos de estabilidad jurídica, que impactan el recaudo actual y futuro de las finanzas públicas, sin que el país avance efectivamente en la lucha contra la elusión y evasión.

En total, son más de 10 propuestas que contribuyen a elevar los ingresos fiscales sin sacrificar a los sectores más vulnerables de la economía y a la clase media, dentro de las cuales las más importantes son:

Los beneficios tributarios que gozan las grandes empresas nacionales y extranjeras en sus declaraciones de renta, no se tocan. Exigimos la revisión de los llamados beneficios tributarios, como, por ejemplo, las donaciones a los partidos políticos, a las fundaciones, el pago de clubes a los ejecutivos, las fiestas, agasajos y atenciones a los clientes, las que a juicio de los Decentes: "Se han convertido en las venas rotas del presupuesto", dejando solamente las partidas que corresponden al llamado giro ordinario de sus negocios.

La segunda y una en las que más ha insistido la Congresista, consiste en prohibir por ley, que las compañías mineras y petroleras privadas, deduzcan las regalías del impuesto de renta, tal como ordena una sentencia del Consejo de Estado de octubre de 2017. Según la congresista, "El país es un paraíso fiscal para las grandes empresas del sector petrolero, no solo han afectado las finanzas nacionales, sino que los impuestos pagados a las poblaciones donde explotan el petróleo son ínfimos en especial el impuesto de renta o de comercio, y nunca han reconocido algo por la valoración de los terrenos y la infraestructura que le facilita el estado para la producción petrolera. Al deducir las regalías, reducen significativamente el pago de impuestos en Colombia y trasladan esa carga a las personas naturales".

La tercera propuesta que va de la mano de la anterior, radica en que las grandes compañías privadas de minas e hidrocarburos, declaren impuestos a partir de los precios e ingresos generados por la venta de sus productos al consumidor final sobre la base de sus facturas de venta, para que puedan ser verificadas por la autoridad tributaria.

Para los ponentes, también es necesario – como cuarta propuesta – que se prohíba la venta de los bienes producidos en las zonas francas al mercado nacional, en condiciones tributarias ventajosas, cero aranceles y devolución del IVA, para que de esta manera se "vuelva a los objetivos que dieron origen a las zonas francas, como es producir en condiciones privilegiadas para exportar".

Así mismo, Avella y Bolívar plantean que se elimine del impuesto de renta de las personas jurídicas, la deducción y descuento de los impuestos, como el ICA, el gravamen a los movimientos financieros y el predial, por cuanto "No tiene ninguna presentación que las empresas reclamen por los altos impuestos en Colombia, cuando algunos de ellos, los recuperan, a costa del erario", indicaron.

La ponencia alternativa de manera general también sugiere que se restablezca de forma inmediata, el impuesto a la remesa de utilidades al exterior – que fue eliminado por el propio Ministro Carrasquilla en el año 2006 - para que así, en el momento en que las multinacionales giren sus ganancias a sus casas matrices, paguen también por los dividendos obtenidos.

Adicionalmente plantean los congresistas de la oposición que los grandes latifundistas con tierras improductivas, se les aumenten los impuestos con el fin de incentivar su producción, lo que que contribuiría a generación de empleo y crecimiento económico a nivel regional.

A juicio de Bolívar, "La ponencia alternativa a la Ley de Financiamiento espera recaudar más de $24 Billones de pesos, dentro de los que se encuentran, ocho billones de pesos que se pueden obtener eliminando exenciones tributarias, cuatro billones del Impuesto al gran patrimonio y cinco billones que corresponden a los excedentes financieros de ECOPETROL. Lo más probable es que el Uribismo hunda esta iniciativa, pero queremos demostrarle a Duque que si se pueden buscar recursos sin afectar a la clase media"

Finalmente, para los congresistas "El gobierno nacional tienen una carrera contrarreloj por imponer impuestos a los colombianos y supuestamente tapar un déficit fiscal que nadie tiene clara su existencia. El ejecutivo perfila desde la ponencia de ley de financiamiento un fast Track tributario para hacer aprobar más impuestos a los pobres, la clase media y los trabajadores, y ampliarle los favores tributarios las grandes empresas multinacional del sector minero".

Bogotá, D:C: noviembre 28 de 2018.

Gráfica WhatsApp-Image-2018-10-09-at-15.42.44.

Senado