Nacional
Typography

El Movimiento Colombiano de Solidaridad con Cuba (MCSC) expresa su rechazo por el nefasto hecho ocurrido el día jueves 17 de enero en las instalaciones de la Escuela de Cadetes de Policía General Santander, de la ciudad de Bogotá, donde perdieron la vida varias personas y quedaron lesionadas otro número importante.



Lamentamos el atroz acontecimiento y extendemos nuestra solidaridad para con las víctimas, familiares y el Pueblo colombiano. Estos hechos no son justificables desde ningún punto de vista, vengan de donde vengan.

Esperamos que el Gobierno Nacional con sus organismos de seguridad e investigación, esclarezcan lo sucedido, los verdaderos responsables y las intenciones que enlutan y ponen en zozobra nuevamente al país.

Ante la decisión del Gobierno colombiano en cabeza del señor presidente Iván Duque de dar por terminada la posibilidad de diálogos con el grupo Insurgente Ejército de Liberación Nacional, manifestamos lo siguiente:

1. Lamentamos la determinación del gobierno colombiano de finalizar abruptamente un camino hacia la paz, que en el actual mandato no ha sido abordado con profundidad.

2. Reiterar los sinceros agradecimientos al gobierno de la República de Cuba, país que, consecuente con su política de aportar a la paz y a la convivencia en el mundo, ha jugado un papel trascendental en todo el proceso adelantado con las FARC y en las negociaciones con el ELN.

3. Respaldamos el pronunciamiento realizado por el Canciller de la Isla, Bruno Rodríguez Parrilla en su cuenta oficial de twitter, anunciando el respeto a los Protocolos del Diálogo suscrito entre las partes, el cual determina el curso de acción en caso de ruptura del proceso negociador.

4. Alertamos que el proceder del Gobierno colombiano constituye un mal precedente de cara a otros procesos negociadores y mina la confianza de la comunidad internacional frente a nuestro Estado e instituciones.

Convocamos a toda la ciudadanía a:

1. Reclamar del gobierno de Colombia, el cumplimiento a las promesas de luchar por una paz duradera en nuestro país y en consecuencia mantener los canales de diálogo con el ELN y abordar, de una vez por todas, la agenda de paz.

2. Comprender, respaldar y respetar la decisión del Gobierno de Cuba de cumplir a cabalidad con las normas y acuerdos establecidos entre las partes, así como las reglas acordadas previamente entre ellas, tal y como establecen las prácticas internacionales.

3. Exigir al Gobierno Nacional la no realización de acciones que pongan en peligro las relaciones bilaterales con Cuba, país comprometido sinceramente con la paz de nuestro pueblo.

19 de enero de 2019