Nacional
Typography

El pasado domingo, 11 de agosto, llevando en sus espaldas hermosas y pesadas silletas de flores, que constituyen verdaderas obras de arte, desfilaron por las calles de Medellín los campesinos de Santa Elena.



Se cumplió así la versión 62 de una maravillosa tradición, única en el mundo, que es Patrimonio Cultural de la Nación, y constituye el evento principal de la “Feria de las Flores”.

Por ser un evento popular, nacido de las entrañas de los campesinos antioqueños en 1957, es lógico que expresaran su talento con la cultura, los valores y aspiraciones del campesinado colombiano por la Paz, la reconciliación, la igualdad, el amor y respeto a los niños, la mujer y el medio ambiente:

Sobre el anhelo de Paz del Pueblo Colombiano destacamos los siguientes mensajes:

“No hay camino para la Paz. La Paz es el camino”
“Sembremos paz y amor”
“Cultivando valores vivo mi tradición: Unión, Paz, Vida, Amor”

Y una muy importante sobre la Paz Mundial:

“Juntos es posible construir un Mundo en Paz”

Esta silleta multicolor llevó las banderas de diversos países, colocadas sobre la superficie de nuestro planeta, mientras por la parte inferior derecha se aleja, huyendo de allí, el principal enemigo de la Paz mundial: el "tío Sam" (representante del imperialismo norteamericano).

También invitaron al respeto por la diferencia:

“Los colores de las flores…son los colores de la diversidad” (de “pensamiento”, de “genero” y “sexual”).
“Unidos construimos el futuro” (entrelazando sobre el mundo dos manos: negra y blanca).
“Colombia grande y diversa”
“El secreto está en respetar la diferencia”
“Cuando aceptamos la diversidad crecemos en Sociedad”
“Todos podemos vivir en armonía”

Muchas plantearon la urgencia y necesidad de proteger el Medio Ambiente:

“El tiempo se agota es hora de actuar”
“Haz de la naturaleza un miembro más de tu familia. Cuídala”
“Protejamos nuestro mañana, valoremos la Vida”
“Mi vida está en tus manos” (Con la imagen de un mundo enfermo por la contaminación)
“¿Qué horizonte quieres para tus hijos?” (destacando la destrucción de los árboles y la contaminación del aire)
“Cuidar la naturaleza es cuidar el futuro”
“La vida no tiene precio. Los animales no son objetos”
“Aún estamos a tiempo el compromiso es de todos”
“Haz parte de su protección no de su extinción”
“Sólo con respeto se une naturaleza y progreso”
“Dar una mano al planeta vale mucho y cuesta poco”
“Preservar nuestro hogar. Tradición que se debe conservar” (con la imagen de padre e niño campesinos que sostienen la imagen del planeta)
“Seamos conscientes, cuida el medio ambiente. Protejamos nuestra tradición”
“Si cuidas el planeta sanas tu corazón”

También niños y niñas orgullosamente llevaron a sus espaldas durante dos kilómetros silletas con profundos mensajes:

“Amor y Respeto por los niños”
“Son la vida y el futuro cuídalos”
“Soy tu reflejo ¡Edúcame!”
“Padre acompáñame a crecer felizmente”
“Siembra semillas de amor y florecerá la vida”
“Para los niños amor… tolerancia y protección”

En rechazo al abuso sexual:

“No solo los golpes duelen”
“¡No más! Cicatrices invisibles que marcan”
“Que nadie apague su sonrisa”
“Es más fácil construir niños fuertes que reparar adultos rotos”

Rechazaron también diversas formas de maltrato:

“No más feminicidio. Si a la vida”
“Inspiramos ternura. Merecemos respeto” (Con la imagen central de una mujer)
“El abuso sexual y maltrato infantil ¡Quedan fuera de juego!”
“Somos niños con ganas de jugar, reír y vivir. NO AL MALTRATO INFANTIL”

Finalmente con un par de silletas rechazaron el militarismo:

“La educación es el cambio, no las armas”
“Es más fuerte un lápiz que una espada”

En contraste, la burguesía militarista que no mueve un dedo para evitar el asesinato de líderes sociales, el genocidio contra los Pueblos indígenas ni el asesinato de excombatientes de las Farc, ordenó realizar antes del desfile silletero, y durante casi una hora, un desfile militar, con representación de las diversas fuerzas armadas, algunos llevando armas de combate, con el fin de que fueran aplaudidos por quienes esperaban el paso del desfile multicolor.

Como parte de este componente militarista, helicópteros de la policía sobrevolaron la ciudad, y dos llevaron soldados con las banderas de Antioquia y de Colombia, lo cual culminó con un lamentable, trágico y absurdo accidente, que según algunos informes de prensa, no podrá ser aclarado por expertos colombianos, por lo cual tendrán que esperar la "exhaustiva" investigación que haga el FBI norteamericano.