Nacional
Typography

Dos declaraciones recientes, la primera de la Mesa Ecuménica por la Paz (MEP) bajo el título "Por una Paz con Ética" llama a Iván Duque a comprometerse con los Acuerdos de Paz como Pacto del Estado e insta a retomar la mesa de negociación, y la segunda, de Marcelo Torres, Secretario General del Partido del Trabajo de Colombia (PTC) titulada: “Necesarias consideraciones frente a un desafortunado anuncio” denuncia la perversa estrategia de engaño y tergiversación del gobierno Uribe-Duque sobre los Acuerdos de Paz y su implementación, y destaca que el anuncio del retorno a la lucha armada por un sector de la dirigencia de las Farc lleva agua “al molino de los enemigos de la paz de Colombia”, de modo que “la ultraderecha festeja el deplorable suceso” y espera que favorezca sus resultados en estas elecciones.



Dice la MEP: “Como una articulación que reúne personas y organizaciones creyentes en la fe cristiana, comprometidas con la paz de Colombia desde una visión profética, democrática e incluyente, nos unimos al frente común de unidad en torno a la paz y reconciliación con el que nos comprometimos, antes de la firma de los acuerdos entre el gobierno Santos y las FARC-EP.

“La MEP, continúa su presencia como actor social y político en el devenir de los acontecimientos que afectan el proceso de implementación de los Acuerdos, en especial el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de No Repetición, donde las víctimas son el centro de una justicia con ética y garantías de no repetición.

“Así las cosas y ante la noticia de que regresa en armas un actor del conflicto, disidente de las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – FARC, leído por Iván Márquez, levantamos nuestra voz de rechazo a este nuevo llamado a la guerra porque consideramos que las armas deben ser erradicadas del quehacer político y que nunca serán un instrumento para la paz.

“Con esta Declaración la MESA ECUMÉNICA POR LA PAZ - MEP también le hace un llamado al gobierno de Iván Duque para que se comprometa a fondo con la implementación de los Acuerdos, como Pacto de Estado y respete el Rango Constitucional.

“Se insta a la guerrilla del ELN y al gobierno nacional, retomar la mesa de negociación partiendo de los avances alcanzados con el anterior gobierno, en aras de conseguir la paz completa, donde impere el respeto por la vida digna y el inaplazable cuidado de la casa común.

“A la sociedad civil se le hace un llamado, una invitación, se le convoca a no desistir ni desmayar ante los momentos difíciles que vive el Proceso de Paz, somos nosotros y nosotras, quienes debemos permanecer firmes y no permitir que arrebaten la esperanza de una paz con dignidad para el Pueblo colombiano. (Colombia, Agosto 30 de 2019)

A continuación la declaración completa de Marcelo Torres (PTC):

“No es buena noticia el anuncio del retorno a la lucha armada por un sector de la dirigencia de las Farc que había aprobado los acuerdos de paz.  Quiéranlo o no, y en eso reside su gravedad, lleva agua al molino de los enemigos de la paz de Colombia.

“Nunca insistiremos lo suficiente en denunciar la perversa estrategia de engaño y tergiversación del gobierno Uribe-Duque sobre los acuerdos de paz y su implementación, que encubre su saboteo calculado y sistemático a ambos, así como la cruzada contra la JEP y la matanza de líderes sociales y exintegrantes de las Farc acogidos a dichos acuerdos (que ya reviste proporciones de exterminio) ante la completa e injustificable desprotección oficial.

“Pero por más que indigne la repudiada estrategia oficial, el anuncio del retorno a las armas abona el terreno del uribismo gobernante en su intento de convencer a una opinión pública confundida y timorata de que se requiere una política de tierra arrasada frente a todo asomo democrático y progresista.

“No puede apoyarse la decisión de quienes anuncian volver a empuñar las armas; en cambio, debemos renovar el respaldo a quienes se mantienen en la observancia de los acuerdos de paz. A más de reiterar que la acción armada no convoca hoy al pueblo pues no tiene éste disposición de ánimo alguno para tal forma de lucha, amén de que contribuye a arrojar material inflamable a la hoguera de la violencia que los adversarios de la paz quieren generalizar, ha de insistirse en la principal responsabilidad que tiene el gobierno por su ostensible incumplimiento de los acuerdos pactados.

“La prueba más fehaciente del ánimo guerrerista que el uribismo dicta al gobierno se concreta en que las denuncias sobre la decisión de revivir la práctica siniestra de los falsos positivos vienen siendo corroboradas por declaraciones de miembros de las Fuerzas Militares, que incluyen las de oficiales de alto rango. No en vano se ha hecho pública la existencia de una corriente de oficiales de máxima graduación, de carácter democrática y por ello espiada y perseguida por el alto gobierno, que defienden la paz y demandan la implementación de sus acuerdos y merecedores, por tanto, del respaldo de todos los colombianos.

“La ultraderecha festeja el deplorable suceso del errático anuncio porque considera que facilita su propaganda y espera que favorezca sus resultados en estas elecciones. Aspira a contrarrestar con ello las trascendentes revelaciones sobre el conflicto que puedan aflorar en los tribunales, como también los paros y movilizaciones de protestas que hoy enfrentan la médula neoliberal del gobierno.

“Las expresiones de la democracia colombiana, nunca deben prosternarse por las invectivas de las más retrógradas fuerzas que gobiernan el país, ante los momentáneos tropiezos de la defensa de la paz. Con dedicación y ahínco insistiremos en su ruta salvadora. Y contribuiremos a que Colombia conozca por fin toda la verdad” (Bogotá, 29 de agosto de 2019)

Fuentes:
https://www.justiciaypazcolombia.com/mesa-ecumenica-por-la-paz-por-una-paz-con-etica/
https://labagatelaptc.blogspot.com/2019/08/necesarias-consideraciones-frente-un.html?showComment=1567125421693