Hay circunstancias en la vida de este país que permiten a aquel “que dijo Uribe” que aflore sin disfraz su guerrerismo. El segundón del “presidente eterno”, de hablar blandito para la galería, ha encontrado (se podría pensar que ayudado a construir) pretextos en lo interno y lo externo para atizar entre sus copartidarios las ganas de guerra, también eterna, que les permite el control del poder político.

Leer más...

El futuro de Colombia y Nuestra América no puede ser la Guerra. La conquista del fin del conflicto armado con las FARC EP y el objetivo de una Paz Completa que implique el respeto y cumplimiento de los compromisos adquiridos por las partes, así como la solución política con el ELN, se ha convertido en toda una carrera de obstáculos.

Leer más...

Más artículos...