No sabe uno si sorprenderse o asumir los hechos como son y reconocer que el de Iván Duque, es un gobierno de extrema derecha, corrupto, autoritario y pro-fascista. Y es necesario reconocerlo como tal y en esa medida poner al movimiento social y Popular en el aviso que le permita actuar en concordancia con esta caracterización, nada halagüeña en el escenario de la construcción de la Paz para el país, que se supone es el momento en el que deberíamos estar después de la firma de los acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC.

Leer más...

Más artículos...