Salud
Typography

Entre 1946 y 1948 médicos y científicos estadounidenses contagiaron sífilis y gonorrea a más de 1.600 guatemaltecos, para “estudiar” sin su consentimiento el desarrollo de las infecciones de transmisión sexual, de lo que hay constancia en los Archivos Nacionales de Estados Unidos de Atlanta, Georgia, que están publicados en internet.



Los documentos fueron redactados por el doctor John Charles Cutler, quien dirigió el “experimento” antiético del Servicio de Salud Pública estadounidense, donde participó la Organización Panamericana de la Salud.

Los archivos, entregados en 1990 a la Universidad de Pittsburgh, en Pensilvania, incluyen 12.000 páginas de informes, fotografías, cartas e historias clínicas de los pacientes.

Para el “experimento” infectaron personas sanas (la mayoría de ellos presos y pacientes de instituciones mentales) a través de visitas de prostitutas que tenían la enfermedad, por inoculación directa en su órgano sexual, o incluso mediante inyecciones en la médula espinal.

Una vez enfermos, se promovió su contacto sexual con personas sanas para seguir el rastro del contagio.

También lo aplicaron a niños de orfanatos, a enfermos mentales y militares de baja graduación que no cuestionaban órdenes. A un tercio de los “conejillos de Indias” no se les dio tratamiento posterior a la infección intencional.

Al menos 83 personas murieron antes de 1953 por complicaciones de salud vinculadas con los tratamientos ilegales que recibieron.

El monstruoso crimen fue avalado por el Servicio de Salud Pública de Estados Unidos durante el gobierno de Truman (1945-1953).

Cuando salió a la luz, los Institutos Nacionales de Salud de EEUU admitieron que también hubo “algún tipo de complicidad” por parte del gobierno del presidente guatemalteco Juan José Arévalo Bermejo (1945-1951).

Con su tradicional doble moral, al mismo tiempo que llevaban a cabo estos experimentos, EEUU condenaba en Nuremberg a una veintena de médicos nazis por sus experimentos con seres humanos en los campos de concentración.

Al día de hoy la hipocresía no ha terminado: se habla mucho del médico nazi Josef Mengele y nada de Cutler (y otros como él) porque éste actuaba con el beneplácito del gobierno de EEUU.

El caso fue denunciado en 2010 cuando la investigadora estadounidense Susan Reverby, del Wellesley College, descubrió los archivos del doctor Cutter.

Hace diez años su investigación provocó cínicas llamadas de Obama, entonces presidente de EEUU, y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, al Presidente de Guatemala, Álvaro Colom, para disculparse por el "estudio".

Tras la asunción de responsabilidades por parte de Obama, centenares de guatemaltecos presentaron una demanda en Washington en contra del gobierno imperialista, para lograr una indemnización en nombre de los afectados.

“Fue algo aberrante, algo que nunca me podría haber esperado”, contó a BBC Mundo Héctor Bardales, quien fue inoculado con sífilis mientras prestaba servicio militar en su país cuando tenía 19 años.

“Fui al cuartel general y allí me abordaron. Un hombre vestido de blanco, que me iba a poner una inyección me decía en inglés 'this is good for you' (esto es bueno para usted)", recuerda.

Sin ser consciente de que estaba enfermo, con el tiempo empezó a sufrir dolores de cabeza y cambios de humor.

“Llegó un momento en que perdí la memoria, no sabía en lo que andaba y toda mi vida ha sido aberrante, ha sido mala, mala, mala” (…) “serví a mi patria y no es justo que me hayan hecho esta barbaridad” dijo Bardales, en una entrevista, con la voz entrecortada antes de romper a llorar.

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual causada por una bacteria que, si se detecta a tiempo, se puede curar fácilmente con antibióticos, sin embargo, de no ser tratada puede degenerar en otros problemas, incluido daño cerebral y alucinaciones.

Una de las cosas que lamenta Bardales es que al no saber que estaba enfermo contagió a su mujer, madre de sus tres hijos, quienes también sufren las consecuencias de los experimentos.

La sífilis se puede pasar de la madre al bebé durante el embarazo y causar defectos congénitos o abortos.

Su caso es parte de la demanda colectiva presentó un grupo de 773 personas contra la Universidad Johns Hopkins y la fundación Rockefeller en el año 2015, por estos experimentos antiéticos, frente a los cuales ellos rápidamente se lavaron las manos.

El grupo farmacéutico Bristol-Myers Squibb, la compañía que suministró la penicilina, también fue incluido en la querella porque sabían de los experimentos.

Los documentos encontrados revelaron que los guatemaltecos no fueron informados sobre la naturaleza de los experimentos, ni sobre las consecuencias de contraer la enfermedad.

En el 2010, el entonces presidente de Guatemala Álvaro Colom calificó la investigación como "espeluznante", y se comprometió a abrir una investigación independiente y compensar a las víctimas, lo cual no ocurrió.

Poniendo en evidencia la calidad de la “justicia” en EEUU, en el 2012 un juez federal estadounidense en Washington desestimó la querella contra el gobierno de EEUU al considerar que “no se puede responsabilizar al gobierno federal por hechos que ocurrieron fuera del territorio”, en otras palabras sus jueces afirman que el gobierno de EEUU no se considera responsable por ninguno de los crímenes que comete fuera de su territorio.

Después de años de dolor, de invalidez para trabajar y de gastos en tratamientos médicos, Bardales tiene la esperanza de que otra demanda puesta en el 2015 salga adelante “para decir, por lo menos, tengo algo para morir tranquilo” (…) “Pero no quiero un mendrugo, no quiero una limosna, quiero lo justo” y agrega:

“Nunca se me olvidará ese hombre vestido de blanco que me volvía a repetir 'this is good for you', 'this is good for you'”

Gtafica.- Héctor Bardales tenía 19 años cuando fue inoculado de sífilis. "Fue algo aberrante, que nunca me podía haber esperado", dijo a BBC.

Video relacionado:
A la CIDH, el abominable contagio de sífilis a guatemaltecos
https://www.youtube.com/watch?v=oMMfs_jSvQ8

Fuentes:
https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/04/150406_guatemala_sifilis_ep
https://movimientopoliticoderesistencia.blogspot.com/